Economía

Igualdad de género sería posible en unos 170 años, según el WEF

La desigualdad económica entre hombres y mujeres en el mundo, lejos de acortarse se está haciendo mayor, sobre todo a partir de la crisis económica de 2008, de acuerdo con datos publicados por el Foro Económico Mundial. 
Leticia Hernández
25 octubre 2016 14:48 Última actualización 25 octubre 2016 18:58
Mujer ejecutiva

Mujer ejecutiva (Shutterstock)

Tus bichoznos, los hijos de tus trastataranietos, lo que equivale a siete generaciones a partir de ahora, podrían vivir ya en un mundo en donde no haya desigualdad económica ni laboral entre hombres y mujeres según estima el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), al advertir que será hasta dentro de 170 años cuando la meta de haber cerrado las diferencias de género en la actividad económica y laboral sea una realidad en el mundo.

El informe sobre la Brecha de Género a nivel Global 2016, arrojó que la desigualdad económica entre hombres y mujeres en el mundo, lejos de acortarse se está haciendo mayor, sobre todo a partir de la crisis económica de 2008 por lo que el WEF aplazó las perspectivas para la igualdad de género en el ámbito laboral hasta el año 2186.

A nivel mundial las cuatro naciones líderes en terminar con las diferencias de género continúan siendo los países escandinavos: Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia ocuparon los sitios del 1 al 4.

Nicaragua es el único país de América Latina que figura en el Top 20 global, en tanto que el desempeño de las economías más grandes como Argentina, en el lugar 33, México –en el 66-, Chile en el 70 y Brasil en el 79, es mixto.


Para medir las diferencias de género, desde el 2006 el WEF utiliza el Índice Global de Brecha de Género como marco para capturar la magnitud de las disparidades entre hombres y mujeres y su progreso a lo largo del tiempo respecto a cuatro principales categorías: la participación económica y oportunidades, consecución educativa, salud y supervivencia y empoderamiento político.

Los resultados del estudio 2016 señalan que en promedio los 144 países analizados han cerrado en 96 por ciento la diferencia de género en términos de salud y en 95 por ciento en consecución educativa; pero en participación económica y empoderamiento político -toma de decisiones políticas en puestos de ministros, legisladores, Primer ministro o Presidente- las diferencias permanecen amplias, el porcentaje de cierre de las diferencias es de 59 y 23 por ciento, respectivamente.

Comparando con el año pasado, tomando sólo los 142 países que participaron, 68 países aumentaron la puntuación general de la diferencias de género, mientras que 74 la han visto reducirse, lo que habla de un año ambiguo para la igualdad de género a nivel global.

Después de Europa y Norteamérica, la región con la tercera menor diferencia entre géneros es América Latina y el Caribe. El 70 por ciento de su brecha ahora se ha cerrado con seis países que han logrado llenar completamente la diferencia que había en su población tanto a nivel educativo como de género, más que cualquier otra región en el mundo. Con este desempeño, el WEF estima que la región podría cerrar esas diferencias entre hombres y mujeres dentro de las siguientes seis décadas.

MÉXICO MEJORÓ EN EL INDICE DE DESIGUALDAD DE GÉNERO 2016


México mejoró cinco posiciones en el Índice Global sobre Desigualdad de Género del Foro Económico Mundial, subió al sitio 66 desde el 71 el año anterior, entre 144 países analizados pero continúan ampliándose las diferencias en el rubro de participación económica y oportunidades.

A nivel América Latina, México se posicionó en el sitio 14, superado por Nicaragua, Bolivia, Cuba, Barbados y Costa Rica que ocuparon el Top 5 en el ranking.

Mientras que en continuidad educativa alcanzó el máximo marcador posicionándose dentro del grupo de países que lograron la posición número 1, del otro lado de la moneda, el rubro con la calificación más baja y que ocupó el sitio 128 de 144 países, fue el de igualdad del salario en posiciones de empleo similares. Al evaluar el pago por minutos trabajados, México ocupó la posición más baja, sólo superado por Turquía.

En general en el Índice de Desigualdad de Género México mejoró cinco posiciones con un marcador de 0.700 puntos. De las cuatro grandes categorías o subíndices analizados, ocupó el sitio 122 en participación Económica y Oportunidades; el lugar 51 en acceso a la educación y el 34 en empoderamiento político. Lo que salvó a México y le ayudó a escalar peldaños en el índice este año fue el aspecto de igualdad en salud y supervivencia en donde ocupó un primer sitio la con un marcador de 0.9800 puntos, que se traduce en prácticamente la eliminación de las diferencias de género en ese aspecto.

El avance de México en procurar un cuidado de la salud equitativo para mujeres y hombres y el mantener su supervivencia, no debe menospreciarse ya que Islandia se ubicó en el sitio 104 en esta categoría aun cuando fue el número uno de los 144 países analizados en el Global Gender Gap Index 2016 con un marcado total de 0.874 puntos.