Economía

IEPS fijos a combustibles darán certeza a recaudación

Rodrigo Barros, jefe de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de la SHCP, dijo que la implementación de un IEPS fijo a las gasolinas y diésel en 2016 generará mayor certeza y estabilidad en la recaudación de este impuesto.
Dainzú Patiño
08 noviembre 2015 22:38 Última actualización 09 noviembre 2015 9:27
Gasolina. (El Financiero)

A partir de enero ya no cambiará el IEPS a la gasolina. (El Financiero)

La implementación de un IEPS fijo a las gasolinas y diésel en 2016 generará mayor certeza y estabilidad en la recaudación de este impuesto; “aunque el año que entra aún es un periodo de transición”, explicó Rodrigo Barros, jefe de la Unidad de Política de Ingresos Tributarios de la Secretaría de Hacienda.

“Va haber cuotas fijas con una banda de más / menos tres por ciento, en una transición hacia una situación en la que ya sea fijo y fluctúen libremente los precios. Lo que vamos a ver el año que entra es un periodo de transición, en el que la recaudación debería ser un poco más estable; al interior de la banda de tres por ciento que se estableció, los precios domésticos van a fluctuar con los precios de referencia, y la recaudación no va a fluctuar, como sucede hoy en día”, señaló.

Explicó que a medida que los precios de las gasolinas sólo fluctúen al interior de la banda que se estableció de tres por ciento, no se debería dar un gasto fiscal por parte del gobierno. Y que en caso de que los precios de referencia en el exterior lleguen a ser mayores que en México la recaudación sería menor a la proyectada.

La proyección de IEPS por gasolinas y diésel para 2016 es de 184 mil 438 millones de pesos. De enero a septiembre de 2015 se ha tenido una recaudación por este concepto de 156 mil 93 millones de pesos, cuando la proyección fue de 5 mil 857 millones de pesos para todo el año, pues no se contempló que los precios de la gasolina importada bajarían tanto.

Ante ello se ha tenido una recaudación positiva y por ende el gasto fiscal del gobierno fue menor este año. Por la política actual de mantener un solo precio de las gasolinas en el transcurso del año, cuando baja el precio en el exterior se recauda positivamente, pero cuando los precios son mayores el gobierno hace un gasto fiscal, para mantener el mismo precio en México, explicó Fernando Ramones, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Si los precios de referencia en el exterior, llegaran a ser mayores a los que se pueden establecer en México, alguno de los costos que componen el precio de la gasolina tendrían que ceder, señaló el investigador.

Esto cambiará en 2018, cuando los precios de las gasolinas estén totalmente liberalizados.

“En ese escenario la recaudación debería ser completamente estable. Una vez que hayamos migrado por completo a precios liberalizados ya no se va ver un gasto fiscal”, dijo Rodrigo Barros.