Economía

HSBC México se vendería este año: UBS

De acuerdo con estimaciones del banco suizo UBS, en el 2016 HSBC pondrá a la venta su negocio mexicano, valuado entre 4 mil 500 y 5 mil 900 millones de dólares.
Leticia Hernández
23 febrero 2016 0:6 Última actualización 23 febrero 2016 5:0
hsbc

HSBC es el mayor banco de Europa. (Bloomberg)

Las crecientes presiones de los reguladores financieros internacionales han obligado a la banca global a seleccionar activos no estratégicos en mercados emergentes, principalmente de Latinoamérica, para venderlos y reestructurar sus operaciones en busca de mejorar su rentabilidad y el crecimiento.

El año pasado HSBC vendió su negocio brasileño a Bradesco por 5 mil 200 millones de dólares y según estimados de UBS, en este año el banco venderá su negocio mexicano, del que estima está valorado entre 4 mil 500 y 5 mil 900 millones de dólares.

No obstante, el CEO de HSBC, el mayor banco de Europa, Stuart Gulliver, dijo ayer que el grupo continúa desarrollando sus negocios en Estados Unidos y México.

Explicó que una mayor actividad en el área del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha contribuido a generar más ingresos a la institución, pero indicó que aún hay trabajo por hacer para darle un giro a estas importantes unidades.

Por otra parte, la semana pasada una nota de Bloomberg sugirió que Citigroup podría también vender sus negocios comerciales en Brasil y Argentina.

Esta situación, según el banco suizo UBS, es una oportunidad para la banca local para recuperar participación de mercado, sin la competencia de la banca extranjera.

“Consideramos que una estructura en la industria bancaria más estricta es positiva para los jugadores locales debido a la oportunidad de obtener mayores cuotas de mercado y un mayor poder de fijación de precios”, señalaron analistas de UBS en su reporte: ¿Más bancos globales están dejando Latinoamérica?

La salida de Citi de Brasil y Argentina podría suceder a las salidas que en 2014 hizo de su negocio de finanzas al consumo en 11 mercados, entre los cuales están Japón, la República Checa, Hungría y Perú, considerados como negocios de bajo desempeño.

En tanto que más bancos globales busquen disponer de activos no estratégicos en Latinoamérica que generan un deficiente rendimiento, habrá más oportunidades para la banca local para recuperar cuota de mercado y lograr un crecimiento sostenido, expuso en su reporte.