Economía

Homologación salarial no resuelve desigualdad en las urbes: Observatorio de la Ibero

El Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana considera que la homologación del salario mínimo no acabará con la desigualdad, pues el país muestra una diferencia en el nivel de producción.
Zenyazen Flores
01 octubre 2015 16:1 Última actualización 01 octubre 2015 16:29
Cartera llena de billetes

Cartera llena de billetes de 100 pesos. (Arturo Monroy/Archivo)

El Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana, campus Puebla, aseguró que la homologación del salario mínimo no resolverá de fondo el problema de la desigual distribución de la riqueza social, particularmente en las zonas urbanas donde se concentra el mayor número de trabajadores.

“México muestra una diferencia importante en el nivel de producción y precios entre las zonas rurales y urbanas, la diferenciación salarial debe tomar en cuenta la composición productiva de nuestro país”, señala el Observatorio en un posicionamiento difundido este día en que entra en vigor la aplicación de un solo salario minimo de 70.10 pesos diarios para el país.

Los especialistas del Observatorio apuntan que el poder adquisitivo debe medirse con un índice de costo de vida y no mediante el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), de tal forma que el índice de costo de vida incluya los valores de una canasta alimentaria y no alimentaria que deben satisfacer las necesidades básicas establecidas en la Constitución.


Asimismo, el Observatorio afirmó que existe una política de contención salarial que vincula, por un lado, el salario mínimo con la inflación esperada y, en segundo plano, los salarios promedio de la actividad económica son fijados con el salario mínimo.

“En 2014 la inflación esperada, los incrementos a los salarios mínimos y medios, son exactamente iguales, por lo que mientras permanezca una política de contención salarial que ha generado una pérdida no sólo del poder adquisitivo, sino de la participación de los trabajadores en la riqueza social, México será más desigual y más pobre”.

En más, el Observatorio de la Ibero Puebla consideró que la homologación salarial beneficiará a las empresas del sector exportador que cuantifican sus costos operativos en dólares.


“En un país de salarios bajos, que en dólares, dada la depreciación del peso, abarata aún más y de manera significativa los salarios de los trabajadores mexicanos, para un inversionista internacional el costo de un salario mínimo de 5.2 dólares la jornada pasa a 4 dólares la jornada, cuando en Estados Unidos, el salario mínimo más bajo es de 5.5 dólares, la hora, no la jornada”, apuntó.