Economía

Histórica, la producción de petróleo de EU

Estados Unidos reportó al cierre de la segunda semana de octubre su mayor volumen desde 1985, favorecido por la revolución del shale gas, que viene observándose en los últimos años. Esto pese
a la reducción en los precios de esta mercancía.
Tlaloc Puga/Sergio Meana
19 octubre 2014 23:49 Última actualización 20 octubre 2014 5:5
petróleo

Las ventas estadounidenses de petróleo fueron por 3.97 millones de barriles. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Estados Unidos (EU) produjo 8.95 millones de barriles al día en la semana que finalizó el 10 de octubre, lo que implicó su mayor volumen desde junio de 1985, de acuerdo con datos de la Agencia de Administración de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) de dicho país.

A su vez, las importaciones estadounidenses al cierre de esa semana ascendieron a 9.11 millones de barriles, un millón menos que hace 12 meses y cinco menos que hace 10 años.

Por su parte, las ventas estadounidenses de esta materia prima fueron por 3.97 millones de barriles y significaron su volumen más robusto desde que se tiene registro, en febrero de 1991.

Al respecto, Robin Mills, director de consultoría en el Energy Consulting Manaar con sede en Dubái, expuso para El Financiero, que los altos precios del crudo, así como los avances en la fracturación hidráulica y los aprovechamientos de perforaciones horizontales en la roca de esquisto, han promovido la mayor producción de petróleo en el país vecino del norte.


El experto pronosticó que la producción de petróleo en esta nación podría superar su máximo histórico, de 1970, el próximo año.
Indicó que EU posiblemente seguirá siendo un importador neto de petróleo en los próximos años, aunque previó que junto con Canadá serían un exportador neto de petróleo a principios de 2020.

Mills señaló que el descenso en las importaciones estadounidenses de petróleo ha reducido los precios mundiales del crudo y ha llevado a los exportadores de petróleo a mirar a Asia como su principal mercado.

Por su parte, George Baker, director de energia.com, medio especializado en el sector energético mexicano, con sede en Houston, dijo que la revolución del shale gas que vive EU fue posible gracias al marco jurídico, que permite la inversión privada en terrenos privados, sin permiso del Estado.

El marco alienta a la innovación, que es el motor responsable por los nuevos 3 millones de barriles por día, sostuvo. “Es común en Houston escuchar que la citada revolución no hubiera ocurrido si las petroleras hubieran tenido que obtener permisos de las autoridades”, dijo Baker.

Lo anterior ocurre en un entorno de menores precios del crudo. El West Texas Intermediate (WTI) cerró el viernes pasado en 82.75 dólares por barril, debajo de los 95.3 que ha promediado en lo que va de 2014.

Al mismo tiempo, el petróleo Brent concluyó la semana pasada en 86.16 dólares, debajo también de los 104.1 promediados en el año.
Los factores detrás de la caída en los precios del crudo son la debilidad de la demanda, un exceso de la oferta y el hecho de que muchos grandes productores de Oriente Medio son renuentes a reducir su producción, de acuerdo con la consultora especializada en servicios de inteligencia y espionaje Stratfor.

Indicó que en caso de que el precio del crudo Brent se mantiene alrededor de 90 dólares por barril, muchos países exportadores de petróleo se verán afectados en la estimación de sus presupuestados para el siguiente año.

Por su parte, Jeremy Martin, director del programa de energía del Instituto de las Américas en San Diego, dijo que esta reducción en los precios está resultando en menores precios de las gasolinas en la economía estadounidense, aunque reconoció que hay riesgos de que afecta la revolución energética en este país.

MÉXICO, EN SENTIDO OPUESTO

La producción nacional de petróleo ascendió a 2.41 millones de barriles en agosto y representó su menor volumen desde que se tiene registro para igual periodo, en 2000, según datos de Pemex.

En este tenor, la plataforma de exportación de Pemex fue de 1.11 millones en el mismo mes y fue también su menor nivel histórico para un lapso similar. De esta cantidad, 755 mil barriles o el 68 por ciento, fueron vendidos a EU.

Las exportaciones mexicanas de crudo a este destino han descendido casi a la mitad en la última década, al pasar de 1.37 millones en agosto de 2005, a 755 mil diarios en igual mes de este año.

Mills consideró que las menores exportaciones a EU son producto de la menor producción mexicana, pero también del dinamismo petrolero estadounidense.

Recomendó a México seguir con el proceso de reestructuración energética, fomentando la inversión extranjera y desarrollando sus propias reservas de aguas profundas y esquisto. En particular, sugirió desarrollar el gas natural para reducir el costo de los insumos importados.

Indicó que el nuevo marco fiscal es más atractivo, por lo que las empresas estarían dispuestas a invertir en México.

“México tiene que seguir en este camino, y garantizar que las empresas no se enfrentarán a grandes problemas relacionados con la burocracia, la inseguridad pública o los cambios en la política gubernamental”, expresó el especialista desde Dubái.

Por su parte, Baker dijo que en condiciones de mercado de demanda y precios en declive, la SHCP tendrá que ofrecer un marco fiscal más atractivo al inversionista.

Haz clic en la imagen para ampliarla

“la