Economía

Hiperinflación ‘abraza’
a Venezuela

Para el Fondo Monetario Internacional, Venezuela ya arrastraba desde hace varios años desequilibrios económicos, los cuales se han agravado con la caída de los precios del petróleo, por lo que pronosticó que para el cierre de 2015 el país enfrentará una inflación acumulada de 160 por ciento.
Lissete Cardona
07 octubre 2015 23:29 Última actualización 08 octubre 2015 5:5
Venezuela

En Venezuela cada vez es más difícil encontrar artículos de consumo en los supermercados. (Bloomberg)

Los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) ya se hacen sentir entre los venezolanos. Sin ser expertos en economía y finanzas, la experiencia diaria los lleva a concluir que el cierre de este año será duro para sus bolsillos.

“Aquí en Venezuela todos los artículos los aumentan a diario. Vas al supermercado un día y lo poco que consigues está cuatro veces más caro que la semana anterior”, refirió Josefina Alvarado, ama de casa caraqueña.

Una caja con 12 huevos que la semana pasada costaba 380 bolívares se incrementó a un valor el pasado miércoles de 470 bolívares en el mismo establecimiento, detalló.

En las afueras del supermercado hay una larga fila de personas a la espera del camión con la mercancía. Sólo los que tienen cédulas de identificación terminadas en los números 4 y 5 pueden comprar los miércoles. Las quejas no se hacen esperar.


“Esto es una humillación. No puede ser que para comprar dos kilos de azúcar y papel higiénico tengas que estar en la puerta del mercado a las 6:00 am. Si te vienes más tarde no consigues nada. Aparte de que todo está súper costoso. Ya el sueldo no alcanza para nada”, dijo Jonathan Bermúdez, padre de dos niños.

El FMI pronosticó que al cierre de 2015 Venezuela tendrá una inflación acumulada de 160 por ciento, mientras que la recesión será de por lo menos 10 porciento.

“Claramente, Venezuela ya venía sufriendo graves desequilibrios macroeconómicos, algo que se ha exacerbado con la caída de los precios del petróleo”, declaró Gian Maria Milesi-Ferretti, director adjunto del Departamento de Investigación del FMI, durante la presentación del informe Perspectivas Económicas Globales en la asamblea anual del organismo en Lima, Perú.

El Fondo no es optimista. Las proyecciones para 2016 señalan que la contracción económica será de 6 por ciento y la inflación será de 200 por ciento.

Las cifras del fondo para el cierre de este año son conservadoras ante los números revelados recientemente por José Guerra, director de la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela. Sólo en septiembre de 2015, Venezuela acumuló una inflación de 17 por ciento, el más alto en la historia del país, mientras que el cálculo de la inflación anual es de 180 por ciento.

Venezuela ya venía sufriendo graves desequilibrios macroeconómicos, algo que se ha exacerbado con la caída de los precios del petróleo

“Aunque muchos podrán pensar que una tasa anualizada de 180 por ciento es baja, pues en su experiencia personal “sienten” que la inflación es mucho mayor, la cifra de por sí es dramática. Si consideramos esa mitad de la masa asalariada que percibe la remuneración mínima, habría que aumentarles hoy el salario mínimo a 11.880 bolívares mensuales, nada más para mantenerles el mismo poder de compra de hace un año.

Pero esa cuenta no es del todo justa, pues ya 2014 fue un año maluco. (...) Visto desde otro ángulo, con el salario mínimo vigente de 7.421 bolívares solo se puede comprar dos tercios de lo que se compraba con el salario mínimo de hace un año y apenas la mitad de lo que se compraba con el de hace justo tres años. Eso es lo que se llama un salario de hambre”, opinó el experto, en un artículo difundido por los medios venezolanos.

Por su parte, la calificadora internacional Moody’s afirmó que en Venezuela ya inició la hiperinflación lo que aumenta el riesgo de colapso económico. Sus números coinciden con los análisis hechos por Guerra: la meta inflacionaria para Venezuela al cierre de este año será de 200 por ciento.