Economía

Harán más atractivos los recintos fiscales

Se darán los beneficios fiscales de la certificación de IVA e IEPS del IMMEX; además se facilitará la conversión de parques industriales a RFE.
Dianzú Patiño
07 octubre 2015 23:57 Última actualización 08 octubre 2015 5:5
La SHCP a través del SAT hará ajustes administrativos al esquema para los inversionistas, afirmó Aristóteles Núñez. (Eladio Ortiz)

La SHCP a través del SAT hará ajustes administrativos al esquema para los inversionistas, afirmó Aristóteles Núñez. (Eladio Ortiz)

En las siguientes semanas la Secretaría de Hacienda,a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) realizará ajustes administrativos con el fin de hacer más atractivo el esquema de Recintos Fiscalizados Estratégicos (RFE).

A este respecto, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, explicó que como una actividad paralela al desarrollo de Zonas Económicas Especiales (ZEE), el gobierno impulsará condiciones para el desarrollo de RFE por parte de privados, figura en la cual en un área delimitada se ofrecen exenciones fiscales para la manufactura a las empresas que se instalen.

“Al tiempo que se propone al Congreso de la Unión las ZEE, vamos a revisar la normatividad, las reglas administrativas aplicables a los RFE para que sean más atractivos y se conviertan en un detonador de desarrollo industrial, en las zonas donde ya hay industrialización, incluyendo la frontera norte”, dijo en su comparecencia en la Cámara de Senadores.

Entre las acciones están facilitar la conversión de parques industriales existentes a RFE; flexibilizar la adopción de trámites en estos recintos y “que conviva, en lugar de competir, con el régimen de las maquiladoras (IMMEX)”.

Entre los beneficios fiscales a los usuarios de RFE, se otorgarán beneficios de la certificación de IVA y IEPS, así como una disminución del Derecho de Trámite Aduanero.

Asimismo, se aceptará un plan de inversión gradual, tratándose de nuevas inversiones; se eliminará la condición de 20 hectáreas de superficie; y se concederá autorización indefinida para su operación sujeta al cumplimiento de reglas estables.

Refirió que esta figura nació en 2003, pero pese a ello, apenas se han autorizado 11 de las cuales, sólo dos funcionan, y en cada uno de estos sólo opera una empresa.

Respecto a estas acciones, Manuel Díaz, expresidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (IMECE), consideró que serán positivas para reactivar las inversiones y actividad en los recintos, pues buscan destrabar la burocracia y los temas políticos que habían impedido su desarrollo.

“La política actual del gobierno, está clara, yo gobierno, le voy apostar a que inviertan, a que una burocracia no te detenga, a ti inversionista, ni que una persecución fiscal te detenga. Dejar sentadas las bases para que en los próximos 10 a 15 años, haya empleo que nos dé impuestos, productividad, que nos de seguridad, es una apuesta muy grande”, dijo a El Financiero.

El especialista apuntó que dado que estos recintos ofrecen facilidades en materia aduanera y de impuestos, los estados más desarrollados como San Luis Potosí, fueron los que tuvieron mayor oportunidad “de echarlos a andar, pues ofrecían otros incentivo más allá de los fiscales, como población capacitada e infraestructura para el transporte y la logística”.

Agregó que por ello los RFE no alcanzaron a desarrollarse en otros estados como los del sur, donde ahora se proponen las Zonas Económicas Especiales.