Economía

Hacienda considera "todo" para ayudar a Pemex

La Secretaría de Hacienda alista un plan de apoyo para Pemex en el que "todo está en consideración", como una transferencia de capital o una reducción de impuestos, dijo Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia.
Bloomberg
09 marzo 2016 12:32 Última actualización 09 marzo 2016 12:32
Luis Madrazo (Eladio Ortiz/El Financiero)

Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda  (El Financiero/Archivo)

La Secretaría de Hacienda prepara un plan de apoyo para Petróleos Mexicanos (Pemex) y analiza todas las posibles opciones, entre ellas una transferencia de capital o una reducción de la carga fiscal de la compañía, dijo Luis Madrazo, jefe de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia.

La asistencia de capital a Pemex podría proceder de los ingresos especiales que recibirá el gobierno del superávit operativo del Banco de México (Banxico), dijo Madrazo el martes en una entrevista. Si bien el gobierno debe recibir esos fondos para fines de abril, Madrazo se negó a decir cuándo se anunciarán las medidas de apoyo y se limitó a declarar que aún están en preparación.

México se ha centrado en formas de lograr que Pemex se recupere luego de una pérdida récord de 32 mil millones de dólares en 2015 y de 11 años consecutivos de declinación de la producción. La compañía aseguró la semana pasada que cumplirá con la exigencia del gobierno de reducir su gasto 100 mil millones de pesos (cinco mil 600 millones de dólares) mediante una mayor eficiencia y la concentración en los proyectos más rentables.

“Todo está en consideración”, dijo Madrazo. “Tenemos que concentrar esfuerzos en facilitarle las cosas a Pemex, con lo que me refiero a darle incentivos para que se mantenga en la buena senda y mejore”.

La Secretaría de Hacienda quiere que Pemex tenga un plan para reducir la ineficiencia, dijo Madrazo, haciéndose eco de las declaraciones del subsecretario de Hacienda Miguel Messmacher, que señaló en enero que la compañía tiene de demostrar que puede reducir costos, hacer mejores inversiones y acelerar las asociaciones con otras firmas.

Pemex tiene problemas desde que el precio de las exportaciones de petróleo de México cayó 66 por ciento en los últimos 18 meses en un contexto de derrumbe global de los precios del crudo.