Economía

5 gráficas que te explican cómo dejó Duarte a Veracruz

Veracruz es la quinta economía nacional, pero tiene bajos niveles de bienestar social y la inseguridad es de las más altas a nivel nacional. Aquí te explicamos cómo quedó la entidad, luego de ser gobernada por Javier Duarte.
Redacción
01 diciembre 2016 17:3 Última actualización 15 abril 2017 21:46
Veracruz: anarquía para sus municipios quebrados.

Veracruz: anarquía para sus municipios quebrados.

Veracruz es una de las primeras cinco economías a nivel nacional y en 2014 representó el 5.1 por ciento del PIB nacional ese año, sólo superado por la Ciudad de México, el Estado de México, Nuevo León y Jalisco.

Sin embargo, en términos de bienestar social, este estado se coloca en las últimas posiciones, muestra de ello es el acceso a los servicios de salud de la población que se coloca en penúltimo lugar a nivel nacional, el acceso a los servicios de banda ancha y en materia de acceso a servicios básicos para las viviendas, sólo supera a Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Además, con un ingreso disponible de casi 5 mil dólares, tiene una tasas de pobreza de 58 por ciento y una de pobreza extrema de 17.2 por ciento, esto aun cuando registra una de las tasas de desempleo más bajas a nivel nacional.

En materia de administración pública, la entidad tiene una de las mayores deudas a nivel estatal, lo que ya prendió los focos de los analistas, inversionistas… y al propio gobierno federal.

A continuación te presentamos cinco gráficas que explican las principales variables económicas de Veracruz.


1. Crecimiento, insuficiente


Veracruz se ha rezagado de la dinámica nacional, ya que entre 2011 y 2015 la entidad tuvo un crecimiento promedio del PIB de 1.3 por ciento real anual y las últimas cifras muestran que durante el primer semestre de 2016 la economía estatal se contrajo 2.2 por ciento.

De hecho, sólo los dos primeros años de la administración de Javier Duarte se registró una importante expansión, para luego estancarse con una dinámica menor al 1.0 por ciento anual.


2. Falta trabajo


Veracruz tiene una de las tasas más bajas de ocupación laboral con el 52.1 por ciento de su población ocupada, un creciente desempleo, que ya ronda el 5 por ciento y que se cubre con una creciente subocupación que ya alcanza el 2.5 por ciento de la gente con posibilidades para encontrar un trabajo.

La razón: un creciente cierre de empresas. Entre 2010 y 2015 se crearon en la entidad 123 mil nuevas unidades; sin embargo, en el mismo lapso se cerraron 97 mil 460 empresas.


3. Deuda creciente e ¿impagable?


Durante la administración de Javier Duarte se observó un crecimiento exponencial de la deuda pública: 309 por ciento en términos nominales.

Lo anterior significa que entre el 2012 y 2016 la deuda de Veracruz creció en más de 11 mil millones de pesos, promedio anual. Sin embargo, si se observa de forma más detallada se puede ver que fue en el último año en donde se concentró el 63.3 por ciento del endeudamiento neto.

El último dato de la deuda veracruzana fue de 87 mil 927 millones de pesos, muy superior a las obligaciones por 17.8 millones que tenía la entidad en el año 2000.


4. Inseguridad, al alza


Veracruz muestra una de las mayores dinámicas de inseguridad en la última administración.

Entre 2010 a 2015 tuvo un crecimiento promedio de 3.6 por ciento promedio anual, al pasar el número de delitos por cada 100 mil habitantes de 19.9 a 22 mil, con un nivel de percepción de inseguridad que llego al 85.1 por ciento, en niveles similares a los observados en Guerrero, Tamaulipas y Zacatecas.

A la inseguridad se le atribuye una parte importante de los negocios en Veracruz.


5. Mayor gasto, pero no alcanza


El gasto ejercido por el gobierno veracruzano pasó de los 81.3 mil millones de pesos en 2010 a los 103.6 mil millones, con un crecimiento promedio real anual de 1.6 por ciento.

Lo relevante de este crecimiento es que el estado reflejó los beneficios de los mayores ingresos petroleros en los últimos años y también se vieron afectadas por la caída de los precios del crudo, menores inversiones de Pemex en el estado y el mayor costo de la deuda contratada.

De hecho, a septiembre de este año el costo promedio de la deuda veracruzana fue de 9.3 por ciento anual, la mayor de toda la federación.