Economía

Goliath salió de México
con permisos, afirma fondo

Norsk Tillistmann informó en una carta a inversionistas que Oceanografía autorizó la salida y confirma que el barco
se encuentra aún en aguas internacionales.
Sergio Meana
11 marzo 2014 22:55 Última actualización 12 marzo 2014 5:0
Etiquetas
barco Osa Goliath

(www.oceanografia)

CIUDAD DE MÉXICO.- El barco Goliath obtuvo los permisos necesarios para salir de territorio marítimo mexicano y entrar en aguas internacionales, afirmó en una carta con fecha del 10 de marzo, Norsk Tillistmann, la entidad fiduciaria del bono emitido por la empresa OSA Goliath, cuyos tenedores de los bonos son ahora dueños de la embarcación.

Además de este punto, la carta hace énfasis en otros tres asuntos:
El primero de ellos es que la toma del barco, que se dio a conocer hace poco más de una semana, se hizo en conformidad con el acuerdo del bono de 160 millones de dólares el cual ya ha sido declarado en impago (default), por lo que la garantía ya se puede cobrar.

En el segundo punto, Norsk Tillistmann explica que el emisor del bono, es decir, OSA Goliath, subsidiaria de Oceanografía y la administración del barco estuvieron de acuerdo con la toma del barco.

El tercer punto de la carta asegura que la toma del barco se hizo para salvaguardar la embarcación pues es la garantía en caso de incumplimiento del bono.

El fondo noruego realizó las aclaraciones anteriores argumentando las versiones periodísticas sobre una supuesta toma ilegal del barco.

En la conclusión de la carta, Norsk Tillitsman acepta que tiene conocimiento de que Oceanografía está bajo un proceso de revisión judicial y una inhabilitación por parte de la Secretaría de la Función Pública, pero indica que no tenía conocimiento de dichas acciones cuando tomó el control de la embarcación, el 28 de febrero.

“Norsk Tillitsman tiene conocimiento que los bienes de Oceanografía S.A de C.V la controladora de la firma emisora fueron tomados por el gobierno mexicano en seguimiento a los procedimientos criminales que se dan por ley, a pesar de que el alcance de la toma de los bienes sigue siendo confidencial.

“No sabíamos que la embarcación fuera parte de los bienes que se iban a incautar el 28 de febrero”, indica el documento firmado por Fredrik Lundberg, representante de la firma ante los tenedores.

Dicha fiduciaria noruega también afirma que ayudará a los accionistas de Oceanografía en la medida de lo posible así como a cualquier entidad que tenga algún bien en la embarcación, que se presume podrían ser materiales propiedad de Petróleos Mexicanos (Pemex), aunque esta versión fue descartada por la petrolera, quien aseguró que al momento de que salió de México, el Goliath ya no le prestaba servicios.

De acuerdo con fuentes de Oceanografía consultadas por EL FINANCIERO, consideraron la toma de Goliath como “un verdadero robo”, a pesar de que la empresa puso como garantía la nave para la colocación de deuda a través del fondo con sede en Oslo.