Economía

Endeudamiento neto bajará 0.5 puntos en 2016

La Secretaría de Hacienda estimó que en el 2016, el endeudamiento neto se reducirá a 2.7 por ciento del Producto Interno Bruto, desde el 3.2 por ciento estimado para 2015.
Daniel Villegas
21 diciembre 2015 23:17 Última actualización 22 diciembre 2015 10:57
Billetes. Banxico. (Cuartoscuro)

El año entrante se mantendrá una política de deuda flexible, consideró el gobierno federal. (Archivo)

Para el año entrante se estima que el endeudamiento neto se reducirá a 2.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), desde el 3.2 por ciento estimado para 2015.

Por su parte, en 2016 las amortizaciones de capital, tanto de deuda interna como externa, representarán aproximadamente 5.9 por ciento del PIB, cifra menor al 6.1 por ciento del PIB estimado para 2015, según el Plan Anual de Financiamiento de 2016.

“El manejo responsable de la deuda pública es un elemento fundamental de la política macroeconómica”, indicó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Asimismo, explicó que el año entrante se mantendrá una política de deuda flexible que permita financiar las necesidades del gobierno federal en condiciones de costo y plazo adecuadas, con la posibilidad de cubrir dichas necesidades tanto en los mercados internos, como en los externos”.

La SHCP señaló que sus tres objetivos centrales en cuanto a política de deuda pública son: cubrir las necesidades de financiamiento del gobierno federal con bajos costos en el largo plazo, preservar la diversidad del crédito en diferentes mercados y promover el desarrollo de mercados líquidos y profundos que faciliten el acceso al financiamiento para agentes públicos y privados.

“Financiar las necesidades de recursos del gobierno federal en su mayor parte mediante endeudamiento interno, con el fin de mantener una estructura de deuda en la que predominen los pasivos denominados en moneda nacional” con el objetivo de que este financiamiento sea de bajo riesgo, es una de las líneas estratégicas de la SHCP.

Agregó que buscará “utilizar de manera activa el crédito externo, buscando diversificar las fuentes de financiamiento, mejorando las condiciones de los pasivos públicos denominados en moneda extranjera, preservando y ampliando el acceso a los mercados financieros internacionales”.

Así las proyecciones de la Secretaría apuntan a que el próximo año el endeudamiento externo neto del gobierno central llegará a su máximo nivel en 12 años y se ubicará en 7.2 por ciento del PIB.

NULO IMPACTO POR ALZA EN TASAS

La SHCP mencionó que está al tanto de las decisiones en la política monetaria que la Reserva Federal (Fed) y el Banco de México (Banxico) tomaron recientemente y que están encaminadas en llevar a la normalización las tasas de interés en el primer caso y evitar una profunda devaluación del peso en el segundo.

Destacó que los mercados han descontado las implicaciones de los ajustes, aunque no exime que se presenten casos de elevada volatilidad financiera.

“La política de financiamiento para 2016 del gobierno federal tiene contemplado, tanto en la estrategia de financiamiento interno como externo (…) Al respecto conviene señalar que la trayectoria de alza gradual en las tasas de interés se prevé tenga un impacto limitado sobre el costo financiero de la deuda ya que solamente 28 por ciento de la deuda total del gobierno federal (interna y externa) tiene una tasa de interés revisable”.