Economía

Gobierno de EPN sigue sin romper inercia de bajo crecimiento: IP

El Consejo Coordinador Empresarial consideró que el gran reto a corto plazo es impulsar con fuerza el mercado interno y el consumo, así como una mejora en la economía de personas y empresas, sin comprometer la estabilidad.
Redacción
24 agosto 2015 12:20 Última actualización 24 agosto 2015 13:22
El sector formal privado paga entre 3 y 5 salarios mínimos

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, (El Financiero Bloomberg/Archivo).

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras realizar una evaluación de la primera mitad del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, el sector privado consideró que éste está lleno de contrastes, pero lo más preocupante es la situación económica debido a que no se ha logrado romper la inercia de bajo crecimiento, a lo que se suma el panorama internacional.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), apuntó que si este año se crece al 2.5 por ciento, con una inflación esperada, menor al 4 por ciento, el trienio cerrará con un promedio anual cercano a 2 por ciento en cuanto a crecimiento y de alrededor de 4 por ciento en la evaluación de los precios.

Es "el estancamiento estabilizador de las últimas dos décadas", señaló en su mensaje semanal.

El gran reto a corto plazo,destacó Candiani, es impulsar con fuerza el mercado interno y el consumo, así como una mejora en la economía de personas y empresas, sin comprometer la estabilidad.

Junto con la gran oportunidad que implica el proceso de presupuesto base cero, es imperativo hacer ajustes al marco fiscal vigente desde 2014, que no ha sido favorable para lograr una mayor inversión y creación de empleos formales, subrayó.

El líder empresarial puntualizó que en lo relativo a la inseguridad pública, hay esfuerzos y avances alentadores en algunos frentes, pero todavía incipientes como para afirmar que esté gestándose un cambio firme en la situación y las tendencias.

En ese contexto, advirtió que no se puede bajar la guardia, pues más allá de las estadísticas, las raíces y causas profundas del fenómeno de la inseguridad siguen ahí.

Candiani recordó que el número de homicidios se redujo casi en 15 por ciento el año pasado, pero sigue al doble que hace siete años, cuando se disparó con fuerza.

Además de que en algunas zonas donde la situación era muy delicada, ha regresado una relativa tranquilidad, pero en otras regiones se dan fenómenos preocupantes, hasta ahora sin soluciones completas, como el de las autodefensas y las guardias comunitarias.

Al acercarse a su tercer año, es oportuno revisar los resultados y perspectivas de la estrategia de seguridad pública, para reforzarla y hacer los ajustes que procedan, dijo.

Asimismo, de forma paralela, hay que dar todo el peso prioritario que debe tener el tema del Estado de derecho, pues la reforma para crear un sistema nacional anticorrupción es un hito, para empezar a cambiar de verdad en este gran flagelo nacional, señaló el empresario.