Economía

Generar ingresos propios y bajar deuda, el reto neolonés

Expertos aseguran que algunos de los principales retos que enfrenta la administración de Jaime Rodríguez Calderón al frente de Nuevo León son las de generar ingresos propios y bajar deuda.
Danizú Patino/ Thamara Martínez
09 noviembre 2015 21:48 Última actualización 10 noviembre 2015 8:53
Monterrey

En la segunda parte de la administración pasada se crearon mecanismos para mejorar la recaudación estatal. (Bloomberg)

Continuar con la generación de ingresos propios y reducir la deuda, son los principales retos de la nueva administración estatal de Nuevo León, señalaron expertos.

Durante la primera mitad de la pasada administración neoleonesa hubo altos niveles de inversión, para los que se contrató deuda.

Con ello, aumentaron considerablemente las obligaciones de 2009 a 2013, por lo que posteriormente hubo que tomar medidas de austeridad para estabilizar las finanzas.

web_destino_eco_01

“Surgió el compromiso de disminuir el pasivo circulante y hacer recortes al gasto”, explicó Gerardo Carrillo, director senior de Finanzas Públicas en Fitch Ratings.

Parte de los gastos hechos en la primera mitad de la administración anterior se relacionaron con seguridad y obras de infraestructura.

De 89 créditos contraídos desde 2006, 75 se destinaron a la inversión pública productiva, que al 30 de junio pasado saldaron 19 mil 686 millones de pesos, a un plazo promedio de 13 años. Los restantes 14 créditos contratados fueron para refinanciamiento por 24 mil millones 975 de pesos, a un plazo promedio superior a 18 años.

En la segunda parte de la administración pasada se crearon mecanismos para mejorar la recaudación estatal.

En 2014 el Impuesto Sobre la Nómina subió de 2 a 3 por ciento y la entidad entró en una etapa de estabilización de sus finanzas, por lo que el reto para la nueva administración es conservar la tendencia.

Adicionalmente, el estado enfrentará la presión de una mayor demanda de pensiones, pues quienes están trabajando ya no contribuyen al sistema de pensiones sino para su ahorro, dijo Flavia Rodríguez, directora de A Regional.

INVERSIÓN PRODUCTIVA

Datos de Hacienda señalan que al segundo trimestre de 2015, la deuda de Nuevo León sumó 62 mil 10.9 millones de pesos, una disminución de 0.9 por ciento en términos reales respecto al cierre de 2014.

De 2009 al primer semestre de este año, el crecimiento promedio de la deuda fue de 15.6 por ciento anual.

Respecto al PIB estatal fue de 5 por ciento en el primer semestre de 2015, desde 1.7 por ciento en 2003.

“En 2003 estaba mejor calificado y se fue ajustando a la baja reflejando la presión por la deuda que deriva inicialmente de un gasto que había superado consistentemente el ingreso del estado; por lo tanto necesitaban recursos adicionales y de ahí el endeudamiento”, indicó.

Pero en 2013 con el refinanciamiento de la deuda y el Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas (POFIF) la nota se estabilizó.

César Barceinas, analista de Nuevo León de Standard & Poor’s, explicó que desde 2003 el mayor endeudamiento afectó la calificación crediticia.

El especialista sugirió ser más eficientes en el gasto, revisar y recortarlo en áreas donde no sea productivo y en el corto plazo revisar los términos de la deuda y ver si se puede acceder a mejores condiciones.