Economía

Gasto neto en declive en el primer bimestre del año, retrocede 9.8% real

En los primeros dos meses del año el gasto programable bajó 11.8%, agregó la Secretaría de Hacienda en su informe de Finanzas Públicas.
Dainzú Patiño
30 marzo 2016 14:42 Última actualización 31 marzo 2016 5:5
dinero

La caída reportada en enero-febrero de este año fue la mayor después de 1992. (Bloomberg)

En el primer bimestre del año el gasto neto del gobierno cayó 9.8 por ciento en términos reales y en comparación al mismo periodo de 2015, cuando en el mismo lapso del año pasado había aumentado 12.3 por ciento real, informó la Secretaría de Hacienda.

La caída reportada en enero-febrero de este año fue la mayor después de 1992, cuando el gasto reportó un descenso de 15.8 por ciento real, precisa el Informe de las finanzas públicas a febrero de este año.

Lo gastado en el primer bimestre del año resultó 94 mil 326 millones de pesos menor a lo programado para el periodo en el calendario mensual del Presupuesto de Egresos de la Federación 2016.

Cifras de Hacienda indican que el gasto neto sumó 750.7 mil millones de pesos en enero-febrero de este año, pero se estimaban 845.2 millones de pesos.


Asimismo, los datos de la dependencia detallan que el gasto programable reportó una baja de 11.8 por ciento real en los primeros dos meses del presente año. La menor erogación reportada va en línea con el ajuste al gasto de 132 mil millones de pesos anunciado en febrero.

“Por fin se están materializando los recortes, principalmente los del gasto programable, era algo que tenía que pasar, pero habrá que estar muy al pendiente porque puede tener efectos en la economía y por otro lado nos anticipa que el siguiente paquete económico que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público debe entregar en septiembre estará muy complicado”, expuso Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

A febrero pasado, el gasto de capital bajó 29 por ciento anual y real, mientras que el corriente se contrajo 5.6 por ciento en términos reales. En tanto, en el primer bimestre de 2015 ambos gastos habían crecido 33.5 y 9.4 por ciento, respectivamente.

Por su parte, los subsidios, transferencias y aportaciones corrientes, con los que se apoya la ejecución de los programas sociales se redujeron 5.9 por ciento real este año.

Villarreal señaló que a diferencia de los recortes al gasto corriente, un menor gasto de capital genera repercusiones en la economía en el corto, mediano y largo plazos, mientras que el del corriente se refleja más en el corto plazo.

“La inversión de capital es la que genera importantes fuentes de trabajo, es relevante dar seguimiento a los instrumentos que la administración ha emprendido para compensar estos recortes en el gasto de capital”, refirió.

Entre este tipo de instrumentos destacan los bonos para Infraestructura Educativa (Certificados CIEN), la Fibra E y las asociaciones público privadas.

INGRESOS TRIBUTARIOS CRECEN MENOS
Por su parte, los ingresos presupuestarios crecieron en el primer bimestre impulsados de forma temporal por los recursos petroleros, mientras que los tributarios, que habían sido el sostén del ingreso público, crecieron a un menor ritmo que un año atrás.

Los recursos presupuestarios aumentaron en el primer bimestre de este año 1.6 por ciento real para ubicarse en 684.5 mil millones de pesos.
Al interior, los petroleros crecieron 10 por ciento, ascenso que se relaciona con factores temporales de cobranza y tipo de cambio, señaló Hacienda.

En tanto, los ingresos tributarios, que en los últimos meses han compensado la baja en los petroleros, crecieron 3.3 por ciento real anual en los dos primeros meses de este año. En el mismo periodo de 2015 éstos crecieron 20.1 por ciento.

En el resultado de 2016 destacó el crecimiento del sistema renta, de 9.7 por ciento, mientras que disminuyó 11.3 por ciento real y anual el IEPS.
De éste último el que se cobra a gasolinas y diésel cayó 9.4 por ciento y el de comida chatarra y refrescos bajó 14.1 por ciento.

Asimismo, se observó una reducción de 0.5 por ciento real en el IVA, “reflejando la recepción de pagos de carácter no recurrente durante el mismo periodo del año anterior. Se espera que este efecto se revierta en el año para reflejar un crecimiento real”, precisó la dependencia.

De esta manera, el déficit público a febrero fue de 70.1 mil millones de pesos, menor en 78.6 mil millones de pesos al déficit del mismo periodo de 2015.

“Da la impresión de que ya hay una preocupación genuina y fuerte de que hay que bajar el déficit por la expectativa de que los ingresos crecerán menos respecto a 2015. Están siendo muy cuidadosos”, señaló Enrique Cárdenas, director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

EECONOMIA_gasto_web
: