Economía

Ganancias de JPMorgan caen por menores ingresos de su banca de inversión

La mayor entidad financiera de Estados Unidos por activos reportó una caída de 6.7% en su ganancia trimestral; sin embargo, tanto las ganancias por acción como los ingresos superaron las expectativas de analistas.
reuters
13 abril 2016 7:52 Última actualización 13 abril 2016 8:13
Morgan Stanley

Morgan Stanley (Bloomberg)

JPMorgan Chase, el mayor banco estadounidense por activos reportó una caída de 6.7 por ciento en su ganancia trimestral por un alza en los costos para cubrir posibles préstamos morosos a las atribuladas compañías petroleras de esquisto y por una baja en los ingresos por intermediación y de banca de inversión.

Sin embargo, tanto las ganancias por acción como los ingresos superaron las reducidas expectativas de los analistas.

La ganancia neta del banco cayó a cinco mil 520 millones de dólares en el primer trimestre finalizado el 31 de marzo, desde cinco mil 910 millones de dólares en el mismo periodo del año anterior. Sobre una base por acción, las ganancias bajaron a 1.35 dólares desde 1.45 dólares.

Los analistas esperaban ganancias de 1.26 por acción, según Thomson Reuters.


Los ingresos totales cayeron 3.0 por ciento a 24 mil 80 millones de dólares, superando la estimación promedio de 23 mil 400 millones de dólares, mientras que los ingresos procedentes de sus operaciones de renta fija, a menudo el negocio más volátil de JPMorgan, cayeron un 13.4 por ciento a tres mil 600 millones de dólares.

JPMorgan es el primer banco de Estados Unidos en reportar resultados desde la decisión que tomó la Reserva Federal en diciembre de subir las tasas de interés en 0.25 puntos porcentuales, la primera alza en casi una década.

Bank of America
y Wells Fargo, el segundo y tercer banco más grande de Estados Unidos, reportarán sus resultados el jueves.

La caída de los precios de las materias primas, la desaceleración en China,  tasas de interés cercanas a cero, los crecientes costos por regulación y unos fuertes requisitos de capital han preparado a la industria bancaria para su peor inicio de año desde la crisis financiera 2007-2008.

: