Economía

Ganaderos contarán
con norma para elevar eficiencia del sector

A través de la norma de identificación de ganado, se podrá contar con información sobre su número, su ubicación y dueños, por lo que se espera que este sistema permita mejorar la productividad de la ganadería mexicana hasta en un 30 por ciento, señaló la Sagarpa.
Héctor Chávez
24 mayo 2015 21:41 Última actualización 25 mayo 2015 11:5
Ganadería

Se espera que esta norma permita mejorar la productividad de la ganadería nacional hasta en 30 por ciento. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- A través del Programa de Producción Pecuaria Sustentable y Ordenamiento Ganadero y Apícola (Progan) y de la norma de identificación de ganado recientemente anunciada por el presidente Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Agricultura busca ordenar a los ganaderos que muestran un nivel de eficiencia de apenas 45 por ciento.

Francisco Gurría Treviño, coordinador de ganadería de la Sagarpa, dijo que con Progan y con la norma de identificación de ganado se podrá contar con información sobre la cantidad de ganado, su ubicación y quienes son los dueños, lo que permitirá tener el control de la producción y lo que se puede esperar en términos de productividad de cada uno de los ranchos.

“Lo que estamos tratado de lograr es hacer las acciones que sean convenientes para que sepamos muy bien a dónde hay que dirigir los recursos e ir resolviendo los problemas que aquejan al sector”, dijo.


Este año el gobierno destinará 6 mil 150 millones de pesos para apoyar al sector ganadero, 55 por ciento más frente al 2014, y de ellos 3 mil 150 millones irán al Progan, que beneficia a más de 514 mil productores.

Se estima que este programa permitirá mejorar la productividad en hasta 30 por ciento, si se acompaña de asistencia técnica.

Explicó que a diferencia de hace 10 años ahora se han alineado los elementos principales que hacen que la ganadería pueda ser competitiva entre ellos, que ha llovido bien y hay muy buenos mercados con precios altos, lo que es un incentivo para los productores.

Con todo esto, se espera que para el 2017 México no solamente logre recuperar, sino rebasar el inventario que tenía en 2008, año en que se empezó a mermar la actividad ganadera debido a los precios y la sequía en estados como Tamaulipas, Durango y Sonora, en donde se calcula que hubo reducciones en la producción ganadera de entre el 15 al 20 por ciento, además de que los vientres pasaron de 33 a 28 millones.

“En el 2011-2012 exportamos 350 mil vaquillas para que fueran carne, en el 2012-2013 bajó a 150 mil y este año cuando mucho van a ser cien mil, es decir se están quedando 400 mil que van a parir aquí y que antes se estaban yendo a Estados Unidos”, aseveró Gurría.