Economía

Gana al negociar tu deuda de Infonavit

Ahora puedes mudar tu deuda con el Infonavit a la banca comercial y obtener plazos, tasas y mensualidades que se ajusten mejor a tus posibilidades.
Eduardo Aguilar
13 abril 2016 21:12 Última actualización 14 abril 2016 5:0
Beneficios del Infonavit. (Especial)

Ahora puedes regenociar tu deuda del Infonavit con la banca comercial. (Especial)

Las personas que por años han pagado altas sumas sin un avance real en la liquidación de su crédito Infonavit pueden renegociar los términos de éste con la banca comercial con el objetivo de buscar plazos, tasas y mensualidades que se ajusten mejor a sus posibilidades.

Asesores advierten que se puede conseguir una disminución del total de la deuda de hasta 25 por ciento, gracias a los cambios sustanciales a las tasas de interés a derechohabientes provocadas por un refinanciamiento propuesto por la banca recientemente.

“Es una buena noticia porque una reestructuración puede provocar en el corto plazo un mayor flujo de caja y a largo plazo una mejor solvencia, dependiendo de si decidimos disminuir el plazo o el monto de los pagos de la deuda actual. Esto da al afiliado tranquilidad y la posibilidad de preocuparse no sólo por el techo, sino por acondicionamiento, remodelación y mantenimiento adecuado de la casa para una perfecta situación de uso”, consideró Gerardo Aparicio catedrático de la Universidad Panamericana.


La efectividad de la renegociación dependerá del interés inicial obtenido al contratar el crédito y de la suma que le es posible pagar a cada derechohabiente.

Múdate
Ahora puedes reestructurar tu crédito Infonavit y mudarte a un banco para obtener tasas más bajas y plazos y montos más adecuados a tu bolsillo.

“Anteriormente muchos productos de crédito estaban contratados en salarios mínimos, Udis o simplemente tasas mayores a las actuales. Esto provoca que incluso cuando la gente no tenía problemas para pagar sus cuotas, si tenía un costo innecesariamente alto. Nosotros al hacer una sustitución de hipoteca ayudamos a afinar las condiciones del crédito”, explicó José Luis Salazar, director de Negocios de Creditaria.

Para realizar la transferencia de deuda no es necesario volver a pagar impuestos, sólo el trámite de la libertad de gravamen, el cuál muchas veces es absorbido por los propios bancos o fusionado a la línea de crédito, por lo que no representaría un gasto significativo de contado.

Al pensar en una reestructuración es importante tomar en cuenta nuestras necesidades, así como los requisitos que nos pueden ser solicitados por cada proveedor de servicio.

“El crédito hipotecario no es una miscelánea. Hay que analizar mucho quien te acepta, quien te presta y la oferta más económica de acuerdo con las características de cada institución bancaria”, apuntó Salazar.

TIPS


1. Considera características como créditos entre cónyuges o concubinos, comprobantes de ingreso aceptados y características de la propiedad.

2. Busca asesoría en bancos o empresas de bienes raíces para un análisis integral de tus ingresos y para conectarte con los bancos que otorguen mayores beneficios.

3. Una reestructuración puede buscar una mejora en tasas, plazo o costo total de la deuda, por lo que debemos considerar previamente la mejor opción para nosotros.

: