Economía

G-20 inicia con "marcada diferenciación” de crecimiento económico

La Cumbre de los G-20 arranca este fin de semana con marcados contrastes económicos puesto que mientras países como Estados Unidos y Reino Unido registran un incremento en su economía, Europa y Japón enfrentan un bajo crecimiento.
Clara Zepeda
13 noviembre 2014 16:46 Última actualización 13 noviembre 2014 16:46
Etiquetas
Brisbane

Brisbane será la ciudad sede de la novena edición de la reunión de Líderes del G-20.(Bloomberg)

La Cumbre de los Líderes del G-20 arranca este fin de semana con una “marcada diferenciación” del crecimiento económico y de la manera en la que se conducen las políticas monetarias entre diferentes zonas y países.

La ciudad australiana de Brisbane recibirá la novena edición de la Cumbre de este organismo internacional que se celebrará el fin de semana, en donde se prevé la participación de los líderes miembros del G-20: la Unión Europea, el G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia), Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Sudáfrica y Turquía, y a organismos internacionales.

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, describió que actualmente hay un crecimiento diferencial entre zonas y países.
“Estados Unidos y Reino Unido están en una situación que promete un mayor crecimiento económico y que por lo mismo, sugiere que estos países salgan antes de una política monetaria altamente acomodaticia” (tasas en mínimos históricos y compra de bonos, para el caso de este último.


“Por otro lado, se tiene una situación económica bastante deteriorada en Europa y Japón, con poco crecimiento económico, en ambos casos con posibilidades de deflación, por lo mismo, se tiene lo inverso (que en Estados Unidos y Reino Unido) en políticas monetarias, donde todavía se espera se apliquen políticas expansionistas”, detalló el banquero central.

Añadió que esta diferenciación en la manera en la que se conduce la política monetaria es estas grandes zonas son objeto de volatilidad, sin duda los tipos de cambio entre el dólar y las divisas, yen y el euro, afectan las tasas de interés en el exterior.

Otro factor que está jugando un papel importante, y que es digno de abordarse en el G-20, es que las economías emergentes se han desacelerado, parte del contagio de que todavía el crecimiento de las principales economías avanzadas siguen por debajo de su potencial, lo que ha afectado el comercio internacional, muy particularmente el precio de las mercancías básicas.

Ajustes en las tasas de interés en el exterior, volatilidad en los tipos de cambio y los precios de las materias primas son factores de riesgo que se deben tomar en cuenta hacia el futuro.