Economía

Francia buscará acuerdo universal sobre cambio climático en la OP21

Pierre Henri Guignard, secretario general a cargo de la organización de la COP21, indicó que Francia promueve una agenda contra el cambio climático que incluye a todos los sectores de la sociedad, puesto que es necesario sentar las bases para reducir al máximo el impacto de las emisiones de gases.
Héctor Chávez
29 abril 2015 19:9 Última actualización 29 abril 2015 19:9
Contaminación

La agenda de Francia para reducir el impacto de las emisiones de gases incluye propuestas de todos los sectores de la sociedad. (Bloomberg)

Con la participación de más de 195 naciones y 40 mil personas entre gobernantes, representantes empresariales, organizaciones no gubernamentales, catedráticos y agricultores entre otros, la COP 21 buscará lograr un acuerdo universal para dar respuesta al desafío sobre cómo enfrentar el cambo climático, que de acuerdo a los investigadores se ha llegado a una situación crítica.

En entrevista con EL FINANCIERO Pierre Henri Guignard, secretario general a cargo de la organización de la COP21, advirtió la necesidad de sentar las bases para reducir al máximo el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero, que de no atenderse podría provocar la desaparición de países enteros, océanos e islas pequeñas.

A diferencia del pasado dijo, el mundo actual ha tomado consciencia de la gravedad de la situación, prueba de ello es que mientras en 2009 en la Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático en Copenhague, Dinamarca, en el mundo había sólo 50 legislaciones relacionadas de una manera u otra al clima, actualmente hay más de 500 es decir, los gobernantes se preocupan por esta situación.


Será un gran desafío para el gobierno francés, destacó, pues hemos entrado en una nueva era que es una era de diplomacia multilateral participativa que involucrará 9 grupos, entre ellos a la sociedad civil que lejos de ser marginada tendrá una participación activa.

“En Francia estamos promoviendo lo que es una agenda de soluciones que precisamente toma crédito de todos los esfuerzos hechos en todos los sectores, en las empresas, los gobiernos locales y al sociedad civil; la contribución de los actores no gubernamentales no se reduce de la contribución de los Estados sino se agrega , es un compromiso de la comunidad internacional y es la suma de esos esfuerzos lo que representa la contribución real a los esfuerzos, a la solución del calentamiento global”.

El responsable de la organización de la COP 21, reconoce la aportación de México en el tema y toma como ejemplo los logros alcanzados en la reunión de Cancún del 2010 con la participación de empresas y el sector privado que tienen una doble responsabilidad de los efectos actuales de calentamiento global y que el día de mañana tendrá la responsabilidad de aplicar un nuevo modo de producir que va a permitir reducir el cabio climático.

Consideró que “México es un elemento clave” que tiene experiencia, y que ha dado su lugar a las empresas, por lo que en París se trabaja bajo esa misma base.

“Las empresas tienen estrategias, ven por su futuro y sus productos, saben que si el mundo está en peligro de una evolución negativa eso no va a ser provechoso para sus negocios; yo tengo la fe de que muchos sectores se están anticipando las medidas que se tiene que tomar, primero porque su sobrevivencia está en juego y segundo porque saben que la opinión pública es mucho más inteligente”.