Economía

Fortalecimiento del dólar golpea a la ‘lista del súper’

El fortalecimiento del dólar ha provocado que los precios en productos agropecuarios como uva y manzana tuvieran un alza de entre 22 y 44 por ciento anual, por lo que analistas consideran que la afectación podría abarcar a la soya, el maíz y la leche.
Valente Villamil
18 enero 2016 23:34 Última actualización 19 enero 2016 5:5
dólar

La devaluación del peso, que ayer cerró en 18.50 pesos por moneda americana, encareció los costos de diversos productos agropecuarios. (Shutterstock)

El fortalecimiento del dólar provocó que el precio de importación de productos como la manzana golden y red delicious, la pera d’anjou, uva globo, el arroz, frijol y la lenteja se incrementarán entre 22 y hasta 44 por ciento en un sólo año, mientras que los alimentos balanceados para animales importados se elevaron de valor hasta 18 por ciento anual y analistas esperan que el impacto sea sostenido.

“Seguramente en los próximos meses (el incremento del dólar) se verá reflejado en el precio de productos como la soya, el trigo, el maíz y la leche”, anticipó David Armando Ponce, especialista en desarrollo rural de la UNAM.

La manzana golden delicious de importación alcanzó un precio de 35.53 pesos por kilo en la Central de Abastos de Iztapalapa en la segunda quincena de enero, 10 pesos más caro frente al mismo periodo del año pasado, mientras la red delicious pasó de costar 23.55 pesos por kilo a 30.47 pesos, un alza de 29 por ciento anual a la segunda quincena de enero.

El Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados de la Secretaría de Economía reconoció que este movimiento se atribuye a que en el caso de la fruta de importación los envíos han sido menores que en otros años por el alza del dólar.

FOCOS
* El fortalecimiento del dólar provocó que el precio de importación de frutas y leguminosas se incrementaran entre 22 y hasta 44 por ciento en un solo año.

* Analistas esperan que lo precios de productos como la soya, leche, el trigo y maíz también se incrementen en el corto plazo, si el tipo de cambio sigue devaluándose.

* Contrario a los que ocurre con los importadores, los exportadores agropecuarios podrían registrar una cifra récord en ingresos.

Al igual que la manzana de importación, la pera d’ ánjou traída de fuera se encareció 23 por ciento anual, al pasar de 25.26 pesos por kilo en enero de 2015 a 31.16 en la segunda quincena de este mes.

En el mismo caso, la uva globo de importación elevó su precio en 22 por ciento; la lenteja importada en 42 por ciento; el frijol pinto importado 19 por ciento; mientras que los precios de importación del arroz subieron tres por ciento; el ajo 62 por ciento y el chile de árbol seco creció 30 por ciento, en todos los casos en la segunda quincena de enero de 2015, frente al mismo periodo de 2016.

Rubén Vázquez, líder del Frente Nacional de Productores de Granos Básicos, consideró que la devaluación del peso, que ayer cerró en 18.50 pesos por moneda americana, encareció sus costos de producción.

Explicó que el kilo de semilla certificada de alfalfa pasó de 125 pesos por kilo en julio de 2015 a 175 pesos en bodega ayer y explicó que debido a que se necesitan 40 kilogramos de semilla de alfalfa para sembrar una hectárea, la inversión de los pequeños productores creció 40 por ciento al pasar de cinco mil a siete mil pesos.

A esto hay que agregar el costo de otros insumos como los fertilizantes, que en el caso de la urea pasó de 5 mil 400 a 6 mil 500 pesos por tonelada. Para una hectárea de alfalfa se necesitan cerca de 800 kilos.
El remedio a este incremento de precios de insumos, según Vázquez, sería incentivar las compras consolidadas con la Secretaría de Agricultura Ganadería y Desarrollo Rural (Sagarpa).

El aumento del precio del dólar también ha obligado a empresas productoras de alimentos balanceados para animales, como Malta Cleyton, a subir sus precios debido al incremento de sus insumos importados de Estados Unidos.

“Esto afecta al 90 por ciento de nuestros productos que están indexados al dólar. La devaluación del peso de entre 15 y 20 por ciento nos ha llevado a incrementar nuestros precios entre 15 y 18 por ciento”, dijo Javier Fonseca, director de compras de la compañía y experto en commodities.

SONRÍEN EXPORTADORES

El otro lado de la moneda son los exportadores, que han sido beneficiados por el tipo de cambio. Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Consejo Coordinador Empresarial, fue más positivo y estimó que la devaluación del peso frente al dólar no afectará directamente los bolsillos del consumidor.

“Todo depende de la producción que tengamos. Si la producción es muy buena, pues a pesar de que haya algunos insumos importados no quiere decir que vayan necesariamente a subir los precios. No debiera repercutir de manera significativa o prácticamente nada en los precios del consumidor”, explicó Foncerrada.

Incluso anticipó que el sector exportador agropecuario cerrará con buenos números.

“La balanza agropecuaria y la agroindustrial van a rebasar de manera importante las cifras que tenían antes y se van a convertir, en el primer o segundo lugar de los renglones de mayores ventas al exterior, yo creo que pueden llegar a 26 mil millones de dólares en exportaciones, más arriba de lo que son las remesas”, estimó Luis Foncerrada.

eco_pag4_18ene_web_01