Economía

3 formas de ganar cuando el IPC va a la baja

El Índice de Precios y Cotizaciones ha caído 8.6 por ciento desde su último máximo de julio; sin embargo, los expertos señalan que para hacer frente a esta baja, los inversionistas pueden hacer uso de derivados, títulos inversos o ventas en corto.
Rubén Rivera 
28 noviembre 2017 0:57 Última actualización 28 noviembre 2017 5:5
BOLSA MEXICO

De acuerdo con expertos, hay muchos factores de incertidumbre en el mercado que hacen conveniente utilizar este tipo de de coberturas. (Bloomberg) 

A pesar de que el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) ha caído 8.6 por ciento desde su último máximo de julio, los inversionistas en México tienen al menos tres opciones para generar rendimientos con este desempeño. A través de derivados, títulos inversos o ventas en corto, los participantes del mercado tienen acceso a una estrategia bajista ya sea para cubrir posiciones o para especular.

De acuerdo con información del Mercado Mexicano de Derivados (MexDer), actualmente existen 47 mil 300 contratos de futuros sobre el IPC con vencimiento a diciembre. Si bien esto no quiere decir que todas estas posturas estén esperando que el índice mexicano baje, implica que hay la misma cantidad de participantes que están dispuestos a tomar el riesgo que los inversionistas coberturistas no quieren asumir.

“Hay muchos factores de incertidumbre en el mercado que hacen conveniente utilizar este tipo de de coberturas, sin embargo el desconocimiento del mercado de derivados, la falta de interés de las propias instituciones de no promover y no capacitar a su gente para operar en ese mercado hacen que este tipo de estrategias no se utilicen, una opción del IPC en estos momentos te puede costar alrededor de 2 mil pesos”, dijo en entrevista con El Financiero Joaquín Alducin, asesor independiente en derivados con más de 20 años de experiencia.

Un contrato de futuros es un acuerdo estandarizado en plazo, monto, cantidad y calidad, entre dos partes para comprar o vender un activo, a un precio específico, cuya liquidación se realizará en una fecha futura. Si en el contrato de futuro se pacta el pago por diferencias, no se realizará la entrega del activo pactado.

Por otra parte, en el mercado mexicano se tienen acceso a ventas en corto, que son operaciones que te permiten vender acciones a través del préstamo de títulos con la final de recomprarlas a un menor precio en el futuro y de este modo regresarlas a cambio de una comisión, la ganancia se encuentra entre los diferenciales de venta y recompra. Actualmente solamente tres casas de bolsas en México permiten realizar este tipo de operaciones a sus clientes.

Por último, en el mercado mexicano existe un título conocido como DiabloI10, el cual se encuentra referenciado al IPC pero en sentido inverso, por lo que el rendimiento de este se obtiene en la misma magnitud cuando el índice pierde.

En los dos últimos meses, este título se ha apreciado 5.49 por ciento y su volumen de operación ha ido en aumento. Para Joaquín este título es un instrumento bueno para especular bajo ciertas condiciones, pero no del todo eficiente para cubrirse. Además, tiene peculiaridades operativas que provocan que tenga un rezago frente a su referencia.