Economía

Así va el plan de Ford para indemnizar en México tras cancelar planta

En el terreno que había donado el Gobierno ya se estaban colocando cimientos y levantándose algunas vigas metálicas. La decisión no fue fácil, dice un ejecutivo de la compañía.
Bloomberg
12 enero 2017 13:12 Última actualización 12 enero 2017 15:3
La planta de Ford en San Luis Potosí (AP)

La planta de Ford en San Luis Potosí (AP)

Ford está trabajando en un plan para indemnizar a los fabricantes de autopartes que se estaban preparando para proveer insumos a la planta cancelada por la empresa la semana pasada y devolverá los terrenos al gobierno mexicano, dijo un ejecutivo.

Se habían colocado los cimientos y estaban levantándose algunas vigas metálicas en el terreno de la fábrica de coches pequeños criticada en la campaña electoral por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles a los periodistas Joe Hinrichs, presidente de Ford para América.

La empresa divulgará el costo de construcción del proyecto cancelado, dijo.

“Cancelar una planta que ya se empezó a construir no es una decisión fácil”, dijo Hinrichs tras un discurso en el Automotive News World Congress en Detroit. “No nos lo tomamos a la ligera. Construir la planta fue una decisión importante y cancelarla también”.

1
JOE HINRICHS


Joe Hinrichs, vicepresidente ejecutivo y presidente de Ford para América (Bloomberg)


Ford transmitió al gobierno de México su intención de cancelar la construcción de la fábrica de autos pequeños de mil 600 millones de dólares el 3 de enero por la mañana, poco antes de divulgar la decisión.

Los ejecutivos tomaron la decisión cuando vieron que las proyecciones de ventas más recientes para coches pequeños eran más bajas de lo anticipado, dijo Hinrichs.

Ahora, la empresa con sede en Dearborn, Michigan, planea construir los compactos Focus en su planta de Hermosillo, México. “Nos mantuvimos fieles a nuestro compromiso con el programa Focus de fabricarlo en México”, dijo el ejecutivo.

LAS CRITICAS DE TRUMP

Ford ha intentado hacer las paces con Trump después que el presidente electo criticó a la empresa en mítines y debates antes de las elecciones de noviembre.

La semana pasada, cuando canceló la fábrica, la segunda automotriz más grande de Estados Unidos dijo que creará 700 puestos de trabajo en una planta en Flat Rock, Michigan.

Trump tuiteó elogios y volvió su ira contra General Motors y Toyota por fabricar coches al sur de la frontera.

“Ford acaba de anunciar que canceló planes por (más de) mil millones de dólares para construir una planta en México y que se trasladará a Michigan y expandirá, muy significativamente, una fábrica actual”, dijo Trump el miércoles durante su primera conferencia de prensa desde las elecciones. “Aprecio el gesto de Ford. Espero que General Motors la imite, y creo que lo hará”.

INDEMNIZACIÓN

El costo de indemnizar a los proveedores no será “demasiado dramático”, dijo Hinrichs.

“Hay mucha producción industrial en esa zona del centro de México, así que la mayoría de los proveedores ya estaba ahí. No anticipamos problemas, pero naturalmente estamos trabajando en eso con la base de suministro”.

La máxima responsable de Linamar, el segundo fabricante de autopartes más grande de Canadá, dijo el miércoles que un impuesto fronterizo apoyado por Trump encarecería los vehículos para los consumidores.

1
LINDA HASENFRATZ


Linda Hasenfratz CEO de la autopartista canadiense Linamar Corp. (Bloomberg)


“¿Vamos a sumar todo ese costo y esa ineficiencia a nuestro sistema y cortar el acceso a tecnología, a tecnología excelente, en estos tres países? ¿Qué sentido tiene eso?”, dijo la máxima ejecutiva Linda Hasenfratz en entrevista con Bloomberg Television desde Detroit.

Ford había levantando un esqueleto de acero en el sitio en México para la estructura de la sección de pintura, dijo Hinrichs. Por el momento, no quiso decir cuánto llevaba gastado Ford en la construcción, iniciada en la última primavera boreal.

“No vamos a divulgar esa cifra”, dijo Hinrichs. “Tendremos más que decir al respecto”.