Economía

Fondos de capital privado se alistan para la reforma energética

Las primeras compras de empresas proveedoras ya comenzaron y esperan tener mayor dinamismo; las empresas perforadoras
de gas shale podrían ser los grandes objetivos de los inversores.
Leticia Hernández Morón
09 abril 2014 23:51 Última actualización 10 abril 2014 5:0
eagle ford

El sector energético campo fértil para fondos de capital privado./(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las reformas estructurales en México, específicamente la energética, han mejorado las oportunidades de negocios facilitando la llegada de inversionistas extranjeros a través de fondos de capital privado, que en México mostraron vitalidad con nueve operaciones por un importe de alrededor de 750 millones de dólares en el primer trimestre del año.

“Tan sólo en febrero, el capital privado representó el 50 por ciento del total de compras y ventas de empresas en México y esta tendencia podría continuar a lo largo del año”, señaló Leticia Garín, analista de TTRecord.

Agregó a EL FINANCIERO que “una de las operaciones de mayor importe en lo que va de este año en fusiones y adquisiciones en México, estuvo protagonizada por un fondo suizo de capital privado, Partners Group, que animado por la reforma energética, compró en febrero una participación mayoritaria en Fermaca, proveedor de infraestructura para distribución de gas, por varios cientos de millones de dólares”.

De acuerdo con los expertos, la reforma financiera y la energética, alimentan las perspectivas positivas para el capital privado, ya que “la primera aumentará el apetito por participar en estos vehículos, además de que las Afores deben buscar generar mayores rendimientos de sus fondos en medio de la volatilidad en los mercados; en tanto que la segunda, atraerá el interés de fondos más especializados como en energías renovables”, apuntó Víctor Esquivel, socio líder del Grupo de Capital Privado de KPMG de México.

LA OPORTUNIDAD

México ocupa el sexto lugar mundial en reservas probables de gas shale, pero su incapacidad para explotarlo lo lleva a importarlo a un precio promedio de 25 dólares por millón de BTU en lugar de los 3 dólares por millón de BTU que es el precio en Estados Unidos ante sus altos volúmenes de producción.

A nivel global, la industria del Oil & Gas, se encuentra en una fase de altas inversiones de capital, con 700 mil millones de dólares estimados para proyectos actualmente bajo desarrollo, según un reporte de la industria de EY, y destaca que tres cuartas partes de esos proyectos tienen un costo estimado mayor a mil millones de dólares, reflejando el hecho de que la naturaleza de estos proyectos son más grandes, complejos y técnicamente más retadores que antes.

Los requerimientos de inversión son el principal detonante para que los fondos de capital privado participen en esta industria y mientras que el sector está enfocado fuertemente hacia Norteamérica, las regiones de Latinoamérica y Asia-Pacífico se espera reciban el mayor incremento en atención del capital privado en los próximos dos años, revela el reporte de EY titulado “Financiando el Paisaje Futuro de la Energía”.

Con la reforma energética se abren oportunidades en México en áreas de exploración y explotación de crudo; refinación de hidrocarburos, petroquímica, transporte y almacenamiento de hidrocarburos y electricidad.

Ya se justifica la llegada de grandes fondos de capital privado como KKR, para quienes quieren invertir en proyectos inferiores a los 100 millones de dólares”, dijo Cate Ambrose, presidente de la Asociación Latinoamericana de Capital Privado y Ventura (LAVCA, por sus siglas en inglés).

ESTADOS UNIDOS, HISTORIA DE ÉXITO

La revolución del Shale Gas en Estados Unidos se proyecta requerirá más de 5 billones de dólares en inversiones durante los próximos 20 años y los fondos de capital privado se han estado moviendo para capitalizar esa demanda de recursos, lo que ha resultado en fondos con objetivos específicos en energía frecuentemente con diferentes perfiles de retornos comparado con las típicas compras respaldadas en otros sectores.

Esta industria ya vio en la pasada década, -2002 al 2012- una inversión sin precedentes, y aunque cayó en 2008, el número y valor de los acuerdos se ha elevado debido a la recuperación de la disponibilidad del crédito, una divergencia en la razón de precios del petróleo y gas natural, así como un renacimiento de la mayor producción de petróleo en 20 años en Estados Unidos, advierte el reporte “La Revolución Energética de Estados Unidos, el rol del capital privado en petróleo y gas”, publicado por PwC.

Destaca que los requerimientos de capital ofrecen oportunidades para cada apetito de riesgo dentro del sector energía. Desde las start-ups, o compañías que necesitan capital para crecer, hasta aquellas con activos maduros que van según el área de participación, siendo el transporte el de menores riesgos por su baja exposición a fluctuaciones en precios de commodities o variables macroeconómicas, elevándose el riesgo en las prácticas de almacenamiento o perforación de yacimientos.

PERSPECTIVAS Y RETOS EN MÉXICO

Las reformas estructurales –que prometen dar competitividad a industrias clave en el país- han puesto en el radar de muchos inversionistas a México.

Para los fondos de capital privado las oportunidades vienen claras.Este mercado permanece relativamente subpenetrado, particularmente en comparación con mercados emergentes establecidos como Brasil y China.

De acuerdo con cifras de la Asociación de Capital Privado de Mercados Emergentes (EMPEA, por sus siglas en inglés), en 2011 la actividad de fondos de capital representó el 1 por ciento del PIB en Estados Unidos, mientras que en México la cifra fue de 0.01 por ciento.

Una encuesta del proveedor de datos para la industria de fondos de capital privado, Preqin, encontró que los inversionistas posicionaron a México como el tercer destino más atractivo para inversiones en América Latina, debajo de Brasil y Colombia en 2014.

Sin embargo, existen retos en el país ante industrias reguladas y un “ecosistema” de fondos de capital privado subdesarrollado que hace que el surgimiento de los acuerdos tome mayor tiempo. Así lo menciona el reporte de EY titulado “Resumen del capital privado en México”.

“en