FMI y OMC ven amenaza de una guerra comercial
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

FMI y OMC ven amenaza de una guerra comercial

COMPARTIR

···

FMI y OMC ven amenaza de una guerra comercial

La directora del FMI dijo que los riesgos para la economía global están aumentando a medida que las naciones industrializadas agudizan las amenazas del conflicto.

Los temores del Fondo Monetario Internacional encontraron eco en la OMC.

Redacción
12/06/2018
Actualización 12/06/2018 - 7:38
Los temores en el mundo a una guerra comercial han escalado a altos niveles.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los temores en el mundo a una guerra comercial han escalado a altos niveles. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, dijo ayer que los riesgos para la economía global están aumentando a medida que las principales naciones industrializadas agudizan las amenazas de una guerra comercial.

Las nubes en el horizonte a las que apuntábamos hace seis meses se oscurecen cada día más"
Christine Lagarde, directora gerente del FMI

“Las nubes en el horizonte a las que apuntábamos hace seis meses se oscurecen cada día más, y lo iba a decir el fin de semana”, dijo ayer en conferencia de prensa en Berlín.

Las preocupaciones de la directiva encontraron eco en la Organización Mundial de Comercio (OMC), pues su director general, Roberto Azevêdo, señaló que estas fricciones comerciales causarían un daño serio a la economía global.

Debemos detener esta escalada de tensiones. Una política de ojo por ojo no ayudará a nadie
Roberto Azevêdo, director de la OMC

“Debemos detener esta escalada de tensiones. Una política de ojo por ojo no ayudará a nadie”, señaló.

Los comentarios siguen la caótica reunión de dos días del Grupo de los Siete (G-7) en la que el presidente Donald Trump sorprendió a otros líderes al abandonar el encuentro de forma anticipada y acusar al anfitrión, Justin Trudeau, de deshonesto y débil, a través de Twitter.

Otros países del G-7 cabildearon infructuosamente en la cumbre para que Estados Unidos revirtiera los nuevos aranceles a las importaciones al acero y al aluminio importados.

Trump reviró y desafió a los líderes mundiales a eliminar todas las barreras comerciales, aranceles y subsidios y amenazó con dejar de comerciar con ellos por completo.

Alemania y Francia, que también son parte del G-7, criticaron a Trump por retirar su apoyo, y se les unió el Reino Unido al reiterar su respaldo al comunicado conjunto.

Lagarde, quien asistió a la cumbre en Quebec, no mencionó a Trump por su nombre. Sus advertencias sobre los riesgos de proteccionismo han aumentado en las últimas semanas a medida que EU impone más aranceles y amenaza con más, incluso contra China.

La discusión diplomática en la que se enfrascaron los gobiernos de Estados Unidos y Canadá el pasado fin de semana sí afecta a las actuales negociaciones del TLCAN, pero no es una señal de que la administración de Trump quiera abandonar el acuerdo, consideró Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Estamos en un problema, de una posición sobre el libre comercio de Estados Unidos con el mundo"
Juan Pablo Castañón, presidente del CCE

“Evidentemente estamos en un problema, de una posición sobre el libre comercio de Estados Unidos con el mundo, que involucra al Tratado de Libre Comercio al estar con esta discusión con Canadá”, indicó.

“De momento no vemos que EU quiera salirse del Tratado, lo que sí vemos es que endurecerá su discurso sobre libre comercio y su relación con el mundo”, agregó.

Estados Unidos, dijo Castañón, enfrenta actualmente una discusión interna que involucra a políticos e industria privada sobre cómo se relacionará con sus socios comerciales, incluido México.

En tanto, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), pidió modificar la estrategia del país para evitar desequilibrios generados por políticas exteriores, que “lastiman” a las empresas.

Con información de Bloomberg y Diana Nava*