Economía

FMI pide a México ajustar política monetaria si se intensifica impacto del dólar en la inflación

El FMI sugirió a las autoridades estar preparadas para ajustar su postura monetaria en caso de que se intensifique el traspaso del movimiento del tipo de cambio a la inflación y advirtió que entre los riesgos para México están un menor crecimiento de sus socios y de economías emergentes y un resurgimiento de la volatilidad.
Leticia Hernández
17 noviembre 2015 8:29 Última actualización 17 noviembre 2015 13:0
Ángel de la independencia

La ciudad de México se vio afectada por el impacto que recibió la industria de construcción, por la reforma fiscal, y la de servicios, por las manifestaciones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió a las autoridades estar preparadas para ajustar su postura monetaria en caso de que se intensifique el traspaso de los movimientos del tipo de cambio a la inflación.

En su Consulta del Artículo IV con México correspondiente a 2015, el FMI señala que en el corto plazo, la política monetaria acomodaticia es apropiada ante la holgura que persiste en la economía y la ausencia de presiones en precios y salarios; no obstante, los directores del organismo recomendaron a las autoridades estar preparadas para ajustar la postura monetaria e hicieron hincapié en que el tipo de cambio flexible debe seguir siendo el amortiguador principal de choques externos.

Si bien reconocen que los mecanismos temporales de intervención en el tipo de cambio han ayudado a mejorar la liquidez del mercado y a reducir la volatilidad, llamaron a las autoridades a limitar el uso de las reservas internacionales.


El FMI destaca que, a pesar de condiciones externas desfavorables, la economía mexicana crece a buen ritmo y la estabilidad financiera ha sido preservada; sin embargo, hay riesgos externos significativos que afectan las perspectivas.

Entre esos factores de riesgos, el Directorio Ejecutivo del FMI identificó un menor crecimiento al previsto de sus socios comerciales y economías emergentes y un potencial resurgimiento de la volatilidad de los mercados financieros globales, pero reconoció que los sólidos fundamentos de México y marcos de política económica creíbles ayudarán a enfrentar choques, mientras que la Línea de Crédito Flexible que el país mantiene con el Fondo ha otorgado protección adicional contra riesgos extremos.

En el mediano plazo, la implementación de las reformas, acompañada de avances en la mejora de seguridad y el estado de derecho, ayudará a elevar el crecimiento potencial.

En su revisión, los directores del organismo internacional felicitaron a las autoridades mexicanas por su compromiso de consolidar gradualmente las finanzas públicas y bajar la deuda como porcentaje del PIB. Asimismo, dieron la bienvenida a la reducción programada en los requerimientos financieros del sector público y la reforma propuesta a los impuestos especiales a los combustibles, pero también alentaron a las autoridades a eliminar subsidios ineficientes a la electricidad protegiendo a los hogares vulnerables a través de transferencias dirigidas.

En materia fiscal, apoyaron la propuesta de un marco de responsabilidad fiscal para gobiernos estatales y locales y sugirieron explotar posibles iniciativas para fortalecer aún más la Ley de Responsabilidad Fiscal en el futuro, incluyendo la consideración de un ancla nominal de largo plazo y cláusulas de excepción más estrictas, así como mejoras institucionales a fin de contar con un debate mejor informado sobre asuntos fiscales.