Economía

FMI pide transparencia financiera a China para incluir al yuan en los DEG

Ante la presión de China para que el FMI incluya al yuan en su cesta de divisas a fin de impulsar su influencia mundial y depender menos del dólar, el organismo dijo estar preocupado por la facilidad con que los inversores entran o salen de los mercados financieros chinos.
Reuters
22 julio 2015 8:38 Última actualización 22 julio 2015 8:47
El mercado bursátil en China ha mantenido una volatilidad constante. (Bloomberg)

El FMI exige que cualquier moneda del DEG sea "de libre uso", un criterio que aún no se cumple en China. (Bloomberg)

PEKIN.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) le expresó a China su preocupación sobre la libertad que tienen los inversores para entrar o salir de los mercados financieros chinos, dijeron fuentes con conocimiento directo del asunto.

Agregaron que el FMI le pidió a China -que todavía tiene un cuenta de capital cerrada- que mejore la transparencia de sus mercados financieros, aunque el Fondo no ha expresado ninguna inconformidad sobre el valor del yuan.

El mes pasado el FMI se reunió con funcionarios chinos en el país asiático para discutir las posibilidades de incluir al yuan en la canasta de monedas del fondo, también conocida como Derechos Especiales de Giros (DEG).


El FMI exige que cualquier moneda del DEG sea "de libre uso", un criterio que según dijo en abril el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, aún no se cumple en China.

El DEG es un activo de reserva internacional y Pekín ha estado presionando al FMI para que incluya al yuan en la cesta de divisas a fin de impulsar la influencia global de la moneda, complementar a la creciente economía China y reducir la dependencia del gigante asiático en el dólar.

Las conversaciones sobre la inclusión del yuan en los DEG fueron sostenidas antes de que las acciones chinas se desplomaran hasta en un tercio de su valor a fines de junio, alentando a Pekín a llevar a cabo el mayor rescate del mercado bursátil.

Las medidas, que incluyeron acciones como evitar que algunos inversores vendieran sus activos, generaron críticas por la injustificada interferencia del gobierno y dudas sobre el apetito de China por hacer reformas en el mercado.

Tampoco señala ningún problema con el mecanismo de tipo de cambio del yuan, en particular la manera en que China fija un punto medio para el yuan cada día desde el cual la moneda puede subir o caer 2.0 por ciento, dijeron las mismas fuentes.

El Banco Central de China, que según las fuentes ha sostenido conversaciones con el FMI, declinó hacer comentarios.

Al ser consultado sobre las discusiones, el fondo dijo que "la revisión de los DEG cada cinco años está en marcha y que el trabajo técnico está en curso".

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo en marzo que la incorporación del yuan al DEG es una cuestión de tiempo, aunque el Fondo no ha dado ninguna indicación pública sobre si considera que la moneda china esta lista para formar parte de la cesta.

El DEG sería revisado formalmente en el otoño. Se necesita una mayoría de 70 u 85 por ciento en el consejo del FMI para respaldar cualquier cambio, lo que entrará en rigor en enero de 2016.