Economía

FMI pide reforzar sistema financiero de Asia para crecimiento sostenido

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, recomendó a los gobiernos de la región implementar una política fiscal prudente; frenar el crecimiento excesivo del crédito y permitir que el tipo de cambio actúe como un amortiguador.
Leticia Hernández
03 septiembre 2015 16:42 Última actualización 03 septiembre 2015 16:42
Christine Lagarde (Reuters/Archivo)

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional  (Reuters/Archivo)

Los mercados asiáticos se han convertido en una fuente clave del crecimiento global y en el progreso de su estabilidad económica, el sistema financiero de la región tiene un rol decisivo pero asimismo enfrenta cuatro grandes retos: innovación, integración, infraestructura e inclusión, según advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Los mercados han demostrado cuánto Asia está en el corazón de la economía global. Algunos países de la región han logrado ubicarse entre economías avanzadas, otros han alcanzado el estatus de mercado emergente y están llegando más alto. Otros todavía están subiendo la escalera de desarrollo. Juntos se han convertido en una fuente clave del crecimiento global”, expuso Christine Lagarde, directora gerente del organismo, en su visita a Indonesia.

El futuro desarrollo de Asia presenta un complejo juego de temas en los que el sector financiero juega un rol decisivo al estar crucialmente conectado al progreso de estabilidad económica. Para crear un sistema financiero que pueda ayudar a asegurar la estabilidad e impulsar la siguiente etapa de crecimiento en la región asiática, los retos son Innovación, Integración, Infraestructura e Inclusión.

Las finanzas necesitan igualar la innovación de la región en el sector manufacturero para crear productos de valor agregado y procesos con costos más efectivos. “Esto bajo una permanente vigilancia para evitar nuevas fuentes de riesgos sistémicos como la banca en la sombra”, apuntó Lagarde.

Así como la región se ha integrado como centro de cadenas de valor globales, es tiempo de hacerlo en el terreno financiero creando sinergias entre instituciones financieras y mercados de capitales para crear mercados más líquidos.

La infraestructura es clave en el futuro de Asia y la inversión privada se dará en un ambiente de negocios atractivo con un marco de transparencia e intolerancia a la corrupción.

Finalmente la Inclusión, representa el lado humano del desarrollo. “Casi 350 millones de asiáticos viven en pobreza, la mayoría no tiene cuentas bancarias. Muchos viven en mercados emergentes pero no son parte de la prosperidad”, señaló la directora.

Luego de la crisis asiática, de la crisis financiera global, ahora los mercados asiáticos sienten el impacto del rebalanceo de China, la continua desaceleración de Japón y la caída de los precios de las materias primas, todo esto a la espera de mayores tasas de interés en Estados Unidos.

Si bien los gobiernos de la región están dispuestos a tomar acciones si son necesarias; la recomendación del FMI es que éstas deben adaptarse a las circunstancias de los distintos países pero deben incluir el fortalecimiento de la defensa con una política fiscal prudente; frenar el crecimiento excesivo del crédito; permitir que el tipo de cambio actúe como un amortiguador; mantener adecuados niveles de reservas en moneda extranjera y la construcción de una supervisión y regulación sobre el sector financiero.