Economía

FMI advierte sobre deuda corporativa

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, la deuda privada de compañías no financieras en países emergentes casi se quintuplicó en 10 años, pues en 2004 era de 3.7 billones de dólares y en 2014 llegó a 18.2 billones.
Daniel Villegas
07 octubre 2015 23:1 Última actualización 08 octubre 2015 9:18
peso mexico

México fue el octavo país con un avance mayor en este periodo, pues el nivel de estas obligaciones aumentó en 10 puntos del total del PIB. (Bloomberg)

La deuda privada de compañías no financieras en países emergentes casi se quintuplicó en 10 años, pues en 2004 era de 3.7 billones de dólares y en 2014 llegó a 18.2 billones.

Este fuerte crecimiento podría dificultar el pago de las obligaciones financieras de las empresas en estas economías, alertó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El aumento de la deuda privada en estos países ocurrió debido a una expansión monetaria sin precedentes en las economías avanzadas y a una política monetaria extraordinariamente acomodaticia, que dio como resultado incentivos y oportunidades favorables para aumentar sus niveles de apalancamiento, explicó el organismo.

No obstante, dado las condiciones actuales de una depreciación generalizada en las monedas de estos países frente al dólar, la persistente caída en los precios de las materias primas y la eventual normalización en las tasas de interés, son factores que podrían dificultar el pago al servicio de la deuda.

Entre 2004 y 2014 China fue el país en el que más incrementó la deuda corporativa, pues aumentó en 25 puntos del PIB, le siguió Turquía y Chile con 23 y 20 por ciento, respectivamente.

México fue el octavo país con un avance mayor en este periodo, pues el nivel de estas obligaciones aumentó en 10 puntos del total del PIB.

El FMI alertó que las firmas débiles, financieramente hablando, o que están relacionadas a factores cíclicos de la economía, como el sector de la construcción, son las más susceptibles a afrontar dificultades derivadas de la normalización de las políticas monetarias, lo cual generaría un impacto negativo en el sistema financiero.

REALIZAR AJUSTES

La institución recomendó que algunas de las medidas que deberían ser tomadas para evitar mayores niveles de endeudamiento, así como para aminorar los impactos de posibles impagos son: elevar los requerimientos de capital necesarios para las exposiciones de deuda corporativa y realizar pruebas de estrés a la deuda en moneda extranjera.

“En el mediano y largo plazo se deben de promover políticas para remover incentivos fiscales que promuevan el endeudamiento en moneda extranjera,” explicaron.