Economía

Fitch prevé crecimiento de economía mexicana en 3.6% para 2015

La agencia calificadora considera que el mayor gasto del gobierno en infraestructura será un impulsor clave para la mayor demanda por productos y servicios en México el próximo año.
Notimex
07 noviembre 2014 12:59 Última actualización 07 noviembre 2014 12:59
Fitch

(Bloomberg)

MONTERREY.- Fitch Ratings estimó que la economía mexicana crecerá un 3.6 por ciento el próximo año, impulsada por un mayor gasto federal en infraestructura, mejor acceso al crédito y el fortalecimiento económico en Estados Unidos.

La agencia evaluadora también resaltó que las reformas en el sistema financiero de México ayudarán a que se fortalezca el crédito al consumo, con lo que habrá altos beneficios para todos los sectores productivos.

Puntualizó que “las condiciones macroeconómicas están mejorando. Fitch proyecta un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 3.6 por ciento en 2015, comparado con un 2.5 por ciento esperado para 2014”.



La calificadora agregó que “el mayor gasto del gobierno, especialmente en infraestructura, sería un impulsor clave para la mayor demanda por productos y servicios en México en 2015”.

“El nivel de empleo en la economía formal junto al gasto fiscal, han mostrado una tendencia creciente en 2014, mientras que la confianza del consumidor ha aumentado durante la segunda mitad del año”, indicó.

Destacó que la tasa de desempleo en el país permanece en niveles bajos en 5.2 por ciento.

Durante los primeros ocho meses de 2014, el gasto fiscal aumentó en un 30 por ciento con respecto al año anterior, mientras que el gasto del gobierno en comunicación y transporte se incrementó en un 75 por ciento.

Fitch consideró que estas tendencias positivas deberían fortalecer el desempeño de las empresas de cemento y construcción en 2015.

Igualmente, sostuvo que “un acceso más amplio a créditos de consumo como resultado de las reformas financieras, podría llevar a una dinámica positiva para minoristas y empresas de bienes de consumo en 2015”.

Refirió que este año, la desaceleración se sintió un poco más en los supermercados y las empresas de alimentos y bebidas, debido a los impuestos al consumo de bebidas endulzadas con azúcar y de alimentos altamente calóricos.

Subrayó que “en general, la economía mexicana debería beneficiarse de un fortalecimiento en la economía de Estados Unidos, debido a las exportaciones hacia ese mercado, así como las remesas de mexicanos que viven en los Estados Unidos”

Durante los primeros ocho meses de 2014, las remesas aumentaron en un siete por ciento.

Además detalló que el sector de partes automotrices, el cual está orientado hacia el exterior, debería beneficiarse en 2015 de la tendencia positiva en las ventas de automóviles livianos en los Estados Unidos, así como de la creciente competitividad de la industria manufacturera mexicana.

Resaltó que riesgos asociados a inversiones o adquisiciones sigue en el horizonte para 2015 en la medida que las empresas mexicanas continúen buscando oportunidades en el exterior.

Durante los últimos años, expuso, empresas en sectores tan diversos como partes automotrices, alimentos y bebidas, productos químicos y materiales de construcción se han expandido hacia el exterior en un esfuerzo por mejorar su diversificación geográfica y reducir su exposición a una sola economía.

“Las reformas financieras se han creado para proteger los derechos de los acreedores, pero aún no está claro si éstas serán efectivas, ya que siguen relativamente sin probarse”, concluyó.