Economía

Fiscales de Brasil rechazan acuerdo con SBM por caso Petrobras

Fiscales de Brasil rechazaron un acuerdo por 382.2 millones de dólares con la holandesa SBM Offshore, acusada de sobornar a directivos de Petrobras para ganar contratos de arriendo de naves.
Reuters
01 septiembre 2016 20:30 Última actualización 01 septiembre 2016 20:30
Petrobras

Ejecutivos de Petrobras conspiraron con grandes contratistas para fijar precios o arreglar sobornos. (Bloomberg)

Fiscales federales de Brasil rechazaron este jueves un acuerdo por 328.2 millones de dólares que permitía a la compañía holandesa de navíos petroleros SBM Offshore NV evitar cargos por corrupción relacionados a los contratos que firmó con la empresa controlada por el estado Petrobras.

La decisión fue tomada por la junta de revisión de los fiscales federales, que dijo que se deben abordar varios problemas antes de que se pudiera aprobar el acuerdo. Ejecutivos de SBM no estuvieron disponibles de inmediato para responder preguntas.

El acuerdo no entrega a los autoridades suficientes datos, documentos y otro tipo de información para ayudar a la investigación del escándalo de corrupción en Petrobras, dijo la junta.


Una serie de pesquisas que comenzaron en el 2014 han mostrado que ejecutivos de Petrobras conspiraron con grandes contratistas para fijar precios o arreglar sobornos, en una trama de corrupción que ha involucrado a gran parte de la clase política y la élite empresarial de Brasil.

SBM es la mayor compañía de arriendo de unidades flotantes de producción, almacenamiento y transferencia de petróleo (FPSO, por su sigla en inglés). La compañía ha sido acusada de pagar sobornos a ejecutivos de Petróleo Brasileiro SA para ganar contratos de arriendo de naves.

Petrobras opera la mayor flota de FPSO del mundo. Sin el acuerdo, la firma podría verse obligada a cancelar sus contratos con SBM, lo que podría reducir su producción en un 15 por ciento entre 2016 y 2020 y costarle 12.700 millones de dólares en ingresos, dijo el Ministerio de Transparencia, Fiscalización y Control de Brasil en un comunicado.

>