Economía

Firmas de EU piden a mexicanos no ‘entrarle’ al boicot

Para no poner en riesgo las fuentes de empleo que generan diversas empresas de EU asentadas en el país, la AmCham hizo un llamado a no boicotearlas. 
Yuridia Torres | Leticia Hernández
29 enero 2017 21:34 Última actualización 30 enero 2017 5:0
starbucks

En las redes sociales se insta a no consumir los productos de Starbucks. (Archivo)

Ante los llamados a boicot comercial contra las empresas de EU en México, la American Chamber of Commerce of México (AmCham) pidió evitar posiciones que polaricen a la población y a proteger las fuentes de empleo formal que generan esas empresas en el país.

En los últimos días en redes sociales se comenzó a convocar a los mexicanos a modificar sus hábitos de consumo, a dejar de comprar productos hechos en EU y evitar compras en empresas con capital estadounidense. A través de la campaña ‘#AdiósStarbucks’, se pidió rechazar a las marcas del país vecino, entre las que se encuentran Ford, KFC, Costco y Home Depot, por mencionar algunas.

La AmCham destacó que las firmas de EU generan el 30 por ciento del empleo en el país, brindan seguridad social, pagan impuestos e invierten en desarrollo de talento, investigación e innovación en México, lo que se traduce en mejores condiciones de vida para millones de mexicanos.

DIVERSIFICACIÓN TOMARÁ TIEMPO

A México le tomará tiempo diversificar su comercio exterior, porque el país se vendió como una plataforma de exportación hacia EU y descuidó la exportación de sus productos nacionales. Cuatro de cada 10 dólares que se exportan son del ramo automotriz, y dos de cada 10 del electrónico, informó Luz María de la Mora, directora de la consultora LMM Consulting.

Indicó que el país debe fortalecer sectores como el agropecuario, el textil, aterrizar las reformas estructurales como la energética y de telecomunicaciones para poder ofrecer más que productos relacionados al sector automotriz o electrónico, que en su mayoría corresponden a empresas extranjeras.

Para el CEESP, un programa de desarrollo industrial en EU para crear proveedores de productos altamente competitivos, permitiría reducir el déficit comercial que tiene con México, una vez que el mercado mexicano podría comprarles sustituyendo productos que importa de China.