Economía

Fibra E, un instrumento rentable y de bajo riesgo, según E&Y

Fibra E ofrecería flujos estables a largo plazo, un rendimiento anual entre 6 y 9 por ciento, por lo que representan una buena oportunidad para inversionistas, estimó Ernst and Young.
Clara Zepeda
28 septiembre 2015 12:42 Última actualización 28 septiembre 2015 13:36
Etiquetas
La conferencia "Construyendo un mejor entorno de negocios", organizada por Ernst & Young

La Fibra E, instrumento bursátil enfocado a financiar energía, será listado en la BMV.  (Cuartoscuro)(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con un nivel de riesgo bajo y flujos estables a largo plazo, los rendimientos de los Fibra E que se listen en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) serán sustancialmente superiores a la inflación del país, prevé Ernst and Young (E&Y).

De acuerdo con Alfredo Álvarez, socio líder de Energía en México y Centroamérica de la consultoría global, para un inversionista normal mexicano este es un instrumento muy adecuado con bajo riesgo, en donde, según experiencias en Estados Unidos con instrumentos similares, ofrecen un rendimiento anual de entre 6 y 9 por ciento.

En conferencia de prensa, el especialista de E&Y advirtió que con el nivel de riesgo país en México, actualmente en 200 puntos base, Fibra de Energía e Infraestructura (Fibra E) representa una buena oportunidad para inversionistas que quieran obtener un rendimiento superior al de la inflación (la cual ronda en un 3 por ciento) con un clima de bajas tasas de interés.


El Fibra E es un fideicomiso constituido con una institución bancaria autorizada para operar en México, actuando en calidad de fiduciario y calificado como Fibra para efectos fiscales, el cual emite valores al público inversionista, listados en la BMV, y otorgan a sus tenedores derechos de propiedad del patrimonio fideicomitido, principalmente en actividades de refinación, transportación y almacenamiento de petróleo, así como en proyectos de infraestructura.

El instrumento está sujeto al pago de un retorno preferencial a los tenedores.

Álvarez prevé que una vez que se han dado a conocer las reglas, estos instrumentos podrían ver la luz, con un primer listado en la BMV, en la primera mitad de 2016; asimismo pronostica que estos instrumentos serán más exitosas que los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras), al tener una mayor variedad de activos para conformar un fideicomiso.

Añade que la inversión extranjera será la de mayor peso en estos nuevos vehículos, toda vez que aunque tarde, México puede aún sacar provecho de la reforma energética.

Óscar López, socio fiscal de E&Y, destaca que la industria del petróleo siempre es cíclico y siempre está en epicentros de incertidumbre, por lo que rechaza que la inseguridad o la falta de estado de Derecho sea un impedimento para que inversionistas participen.

"Sí bien el mayor cúmulo de infraestructura la tiene Pemex y CFE, lo cierto es que desde los 90 hay otras empresas que tienen gasoductos, por lo que con Fibra E, se puede invertir en un gasoducto, estabilizarlo y en uno o dos años venderlo y construir el siguiente".


En otro tenor, Ávila sostiene que el proceso de licitación de cinco bloques con nueve campos que se llevará a cabo este miércoles será limpio y transparente y aunque no es de los proyectos más importantes, sirvió para que el gobierno federal supiera las inquietudes de los inversionistas.