Economía

¿Feliz 2017? Estados iniciarán año con ola de impuestos

La Coparmex llamó a los gobiernos locales a hacer más eficiente su gestión y desistir de crear o elevar impuestos, tras la aprobación de nuevos impuestos e incrementos a los ya existentes en 14 entidades del país.
Yuridia Torres
25 diciembre 2016 22:9 Última actualización 26 diciembre 2016 8:27
¿A dónde se fueron los impuestos?

Coparmex llamó a los gobiernos locales a hacer más eficiente su gestión y desistir de crear o elevar impuestos. (Archivo)

Pobladores de 14 estados de la República van a iniciar el 2017 con algo más que propósitos de año nuevo: más impuestos.

Diversas entidades del país como Tamaulipas, Tlaxcala, Sinaloa, Zacatecas y Sonora aprobaron el incremento al Impuesto Sobre la Nómina para 2017, llevándolo hasta tres por ciento, con lo que suman 14 estados que cobran ese nivel máximo.

Además, en Sinaloa se crearon impuestos por la prestación de servicios de juegos con apuestas y concursos; el impuesto al derecho a casas de empeño; y una Ley en materia de casas de empeño, los cuales comenzarán a cobrarse en 2017.

En ese estado, con la iniciativa ya votada por el Congreso, el Impuesto Sobre Nómina pasará de 1.5 por ciento a 2.4 y tres por ciento, dependiendo del gasto mensual en personal de cada empresa.

En Baja California Sur se aprobó un paquete fiscal incorporando una nueva contribución a los turistas extranjeros que ingresen al estado, con un pago de 350 pesos que se cobrará a quienes accedan vía aérea, marítima o terrestre.

En tanto, Tamaulipas creó el Impuesto Sobre Hospedaje.

Ante la ola de nuevos impuestos o alza a los existentes en varios estados, la Coparmex llamó a los gobiernos locales a hacer más eficiente su gestión y desistir de crear o elevar impuestos.

“En lugar de salir por la puerta falsa que es elevar impuestos, hagan más eficiente su gestión, eliminen programas duplicados y hagan una cruzada de fondo contra la corrupción”, dijo Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex a El Financiero.

“En lugar de generar condiciones de competitividad están pasando a las empresas el costo de su ineficiencia y corrupción”, expuso.

En Sinaloa, el sector patronal se está organizando para interponer un amparo una vez publicada el alza al impuesto a la nómina.

Pero, los empresarios temen que se tomen represalias en las compras de gobierno, dijo Luis Enrique Pun Hung, de Coparmex, Sinaloa.

“El Impuesto Sobre Nómina tiene que ser un gravamen en donde los empresarios están vigilando su aplicación y que sea sobre procesos de infraestructura que el estado requiera y tiene que ir acompañado de un gran esfuerzo de reducción del gasto corriente y de una solución al gran reto que tienen en pensiones”, indicó por su parte Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.