Economía

¿Tasa de la Fed negativa? "No podría descartarla": Yellen

Ante una comisión de legisladores del Congreso de Estados Unidos, Janet Yellen, jefa de la Reserva Federal, dijo que la entidad considera esta opción.
Reuters
11 febrero 2016 10:34 Última actualización 11 febrero 2016 12:14
Janet Yellen (Bloomberg)

Janet Yellen, presidenta de la Fed de Estados Unidos. (Bloomberg)

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, no cree que las condiciones económicas de Estados Unidos se hayan deteriorado lo suficiente como para considerar un recorte de tasas como la próxima medida de política monetaria de la entidad.

Pero Yellen, quien habló ante una comisión de legisladores del Congreso por segundo día seguido, destacó que la Fed no descarta la posibilidad de tasas de interés negativas a la luz de la política monetaria de algunos bancos centrales europeos.

"No he pensado que una desaceleración (de la economía) sea suficiente como para que la próxima decisión de política monetaria sea probablemente un recorte de tasas. Y debo decir que no hemos visto un cambio en el panorama económico que sea suficiente para que eso sea altamente probable", sostuvo Yellen.


"Pero quiero aclarar que la política monetaria no tiene un curso prefijado, y si nuestra percepción de los riesgos y el panorama cambian hacia un escenario en que eso sea lo correcto, ciertamente es algo que el comité tendría que tomar en consideración para cumplir sus objetivos. No creo que eso sea el escenario más probable", agregó.

Ante una pregunta de los legisladores, la jefa de la Fed dijo que "no descartaría" la posibilidad de que las tasas caigan a terreno negativo, "pero tendríamos que trabajar para determinar si son efectivas".

"No hemos terminado esa evaluación. Necesitamos considerar el contexto institucional de Estados Unidos y si esa política funcionaría bien aquí. No es algo automático. Hay muchas cosas por considerar", dijo.

La funcionaria sostuvo también que no está claro el momento en que los precios de la energía y el dólar se van a estabilizar. "Es difícil predecir exactamente cuándo va a ocurrir y pueden haber sorpresas", destacó.

La caída de los precios del petróleo y la fortaleza del dólar están presionando a la baja a la inflación, que permanece muy por debajo de la meta de la Fed.

La funcionaria advirtió que no se deben sacar conclusiones apresuradas sobre las amenazas externas, pero el jueves afrontó un escenario distinto respecto al de la jornada previa, cuando testificó ante la Cámara de representantes.

Los precios de los bonos de Tesoro subieron al inicio de la sesión, con el rendimiento de la deuda a 10 años cayendo a mínimos de más de tres años, mientras las acciones se hundían en Asia, Europa y Wall Street.

"Estamos siguiendo los acontecimientos con mucha atención", sostuvo Yellen a los senadores. "Diría que siempre hay una posibilidad de recesión en cualquier año. Pero la evidencia sugiere que la expansión no muere de vieja".

Los inversores son cada vez más escépticos respecto a la posibilidad de que la Fed, que subió las tasas de interés en diciembre por primera vez en casi una década, pueda seguir endureciendo su política monetaria a la luz de los eventos económicos que se han producido desde comienzos del año.

Los precios de los futuros de la tasa de fondos federales, utilizada para calcular los próximos tipos de interés de la Fed, subían en forma generalizada, ya que los inversores reducían aún más las expectativas de que la entidad pueda aplicar otra alza de tasas de interés en el corto plazo. Algunos ven la posibilidad de un recorte en septiembre.

: