Economía

Fed mantiene tasa, aunque baja tono sobre riesgos globales

La Reserva Federal deja la tasa referencial entre 0.25 y 0.50 por ciento, en línea con lo esperado por el mercado y analistas, aunque cambia el lenguaje al referirse a los riesgos externos.
Redacción
27 abril 2016 13:0 Última actualización 27 abril 2016 14:18
Janet Yellen, presidenta de la Fed. (Reuters)

Janet Yellen, presidenta de la Fed. (Reuters)

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo sin cambios por tercera ocasión consecutiva su tasa de interés referencial, aunque cambió el tono sobre los riesgos globales, lo que el mercado podría interpretar como una señal para un alza en el corto plazo.

La tasa queda entre 0.25 por ciento y 0.50 por ciento, de acuerdo con el comunicado de política monetaria divulgado este miércoles. La medida está en línea con lo esperado por el mercado y analistas.

La Fed mantuvo su discurso de que el alza en el referencial será gradual.

Sin embargo en el comunicado hubo un cambio en el lenguaje, al retirar la parte que señalaba que los acontecimientos económicos y financieros globales siguen planteando riesgos, y en su lugar señaló que los funcionarios “vigilarán de cerca” tales desarrollos.

La Reserva Federal también destacó una desaceleración en la actividad económica, principalmente por un moderamiento en el gasto de los hogares, y una reducción en la inversión en bienes de equipo y exportaciones netas.

Pese a ello, el mercado laboral ha mejorado, indicó la Fed.

Entre las señales positivas mencionó un aumento sólido en el ingreso real de los hogares, una elevada confianza del consumidor, y una mejora en el sector de la vivienda.

En la minutas de sus últimas reuniones de política monetaria, el banco central había mostrado un incremento en la preocupación sobre el entorno externo.

El término “global” se mencionó en 23 ocasiones en las últimas minutas, mientras que en las penúltimas se mencionó en 14 ocasiones.

Las términos “petróleo” y “China”, también habían tenido un repunte.

CONFIANZA EN ALCANZAR META INFLACIÓN

La inflación se ha acelerado recientemente, pero la Fed dijo este miércoles que espera que se mantenga baja en el corto plazo, en parte debido al declive en los precios de la energía. La entidad agregó que mantiene su confianza en que la inflación avanzaría hacia su meta del 2 por ciento en el mediano plazo.

Pese al fuerte avance del mercado laboral y una tasa de desempleo del 4.9 por ciento, los funcionarios de la Fed previamente habían dicho que procederían con cautela en lo que respecta a subir nuevamente las tasas de interés debido a la incertidumbre de la economía global y las escasas presiones inflacionarias a nivel local.

Una liquidación de acciones y el endurecimiento de los mercados financieros debido principalmente a la desaceleración de la economía de China a principios de este año llevaron al comité de política monetaria de la Fed a reducir sus expectativas para las alzas de tasas este año.

Los funcionarios de la Fed proyectan actualmente dos alzas de tasas en el 2016, frente a los cuatro aumentos que se preveían en diciembre.

Los mercados bursátiles han mantenido su avance desde el encuentro de la Fed en marzo y la inquietud de los inversores se ha moderado por una aparente recuperación de la economía china.

Los precios del petróleo también han subido desde sus mínimos a principios de año y el dólar ha cedido parte de la fortaleza que acumuló el año pasado. El fuerte avance del billete verde en el 2015 actuó como un lastre para el sector manufacturero estadounidense y para otros segmentos de la economía.

Otros importantes bancos centrales del mundo se esfuerzan por lanzar medidas para paliar la desaceleración de sus economías, incluyendo la aplicación de tasas de interés negativas.

Por su parte, a la Fed le preocupa que al tener tasas de interés todavía cercanas a cero tendría que recurrir a herramientas no convencionales de política monetaria en caso de que la economía estadounidense enfrente vientos en contra y un panorama adverso.

El jueves se conocerá la primera estimación del crecimiento del Producto Interno Bruto de Estados Unidos en el primer trimestre y se espera que muestre un ligero crecimiento.

La presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, disintió de la decisión por segundo encuentro consecutivo.

Con información de Reuters