Economía

Faltan mayor crecimiento y desregulación: IP

El sector privado del país coincidió que al llegar a los primeros tres años de gobierno de Enrique Peña Nieto, los grandes pendientes aún son superar el 2 por ciento de crecimiento económico y un marco fiscal que ayude a acelerarlo, así como
la reducción de la pobreza, desempleo y corrupción.
Isabel Becerril
01 septiembre 2015 0:14 Última actualización 01 septiembre 2015 5:5
En Querétaro hay 33 empresas aeronáuticas que dan empleo a seis mil 500 personas (Foto: Bloomberg)

IP del país coincide en que aún hace falta un marco fiscal que impulse el crecimiento económico del país. (Foto: Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Al cumplirse la primera parte del gobierno de Enrique Peña Nieto, el sector privado reconoce el gran logro de sacar las reformas estructurales que fortalecerán a la economía en el mediano y largo plazos.

Sin embargo, lamenta que entre sus grandes pendientes está el lograr que la economía revierta el crecimiento inercial que ha tenido el Producto Interno Bruto (PIB) y supere la barrera de 2 por ciento, una verdadera desregulación en la economía y un verdadero marco fiscal que ayude a acelerar el dinamismo del país.

Así lo señalaron Gerardo Gutiérrez Candiani, Juan Pablo Castañón, Manuel Herrera Vega, Enrique Solana Sentíes y Rodrigo Alpízar Vallejo, quienes mencionaron que otros de los “faltantes” en los tres primeros años de esta administración son reducir la pobreza, el desempleo y la corrupción.

En lo relativo a la inseguridad pública indicaron que ha habido esfuerzos y avances en algunos frentes, pero todavía son incipientes como para afirmar que esté gestándose un cambio firme.


SIGUE ESTANCAMIENTO
Gerardo Gutiérrez Candiani, líder del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), apuntó que el Ejecutivo ha demostrado su voluntad reformadora en la primera mitad del sexenio, pero falta la implementación de los cambios estructurales.

En cuanto a crecimiento se estará cerrando el trienio con un promedio anual cercano a 2 por ciento y un 4 por ciento en inflación; “seguimos enfrascados en el estancamiento estabilizador de las últimas dos décadas”, precisó.

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente de la Coparmex, dijo que en estos 33 meses de la administración de Enrique Peña, lo malo ha sido que no se ha fortalecido la economía interna y no se ha logrado alcanzar la meta de generar al menos el millón 200 mil de empleos anuales que se requieren en la economía.

Si bien se ha mantenido al sector exportador como uno de los motores del crecimiento, “con el dinamismo de esta actividad el PIB no puede superar el crecimiento de 2 por ciento”, agregó.

RETOS POR DELANTE
Castañón indicó que entre los retos de esta administración está el contar con educación de calidad y con condiciones económicas óptimas para que las empresas sean el centro del motor de desarrollo y generen más inversión. También está pendiente el Estado de derecho e instituciones sólidas que hagan cumplir la impartición de justicia.

Manuel Herrera Vega, presidente de la Concamin, expresó que en estos tres años el sector industrial se ha mantenido como el componente económico con menor ritmo de avance, a pesar de ser un gran generador de empleos para el país.

Enrique Solana Sentíes, líder de la Concanaco-Servitur, anotó que entre los desaciertos de la administración de Peña está la falta de un verdadero marco fiscal que impulse el mercado interno y la inversión privada. También se tiene el gran pendiente lograr que haya un crecimiento generalizado en el país y se revierta la tendencia de ‘los dos Méxicos’, donde hay estados ricos y pobres.

Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Canacintra, expresó que otro de los desaciertos fue el de una reforma fiscal que dejó muchas distorsiones en diversos mercados.

También, el que prevalecen inercias en el quehacer público y en las reglas de operación, que dificultan la dispersión de los recursos del gobierno; el recorte en el gasto público que no se ha traducido en una verdadera austeridad de los gastos del gobierno; persiste la corrupción e impunidad.