Economía

Extrabajadores del SME obtienen beneficios adicionales

El SME aseguró que los extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro no sólo lograron mejores términos de liquidación a los aplicados en 2009, sino que también están negociando con la STPS la condonación de préstamos económicos y créditos hipotecarios.
Zenyazen Flores
02 marzo 2016 22:56 Última actualización 03 marzo 2016 5:5
Etiquetas
SME

El SME anunció que inició el proceso de liquidación para los extrabajadores de LFC que tras la extinción de la paraestatal en 2009, rechazaron el pago de las indemnizaciones. (Cuartoscuro)

Los extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) lograron condiciones de liquidación mejores a las de los trabajadores liquidados en 2009, pues podrían recibir un bono adicional de hasta 100 por ciento sobre el monto de indemnización como lo establece el decreto de extinción, más la condonación de préstamos, aseguró el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Autoridades de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) confirmaron que se negocia con el sindicato la condonación de los préstamos económicos personales y créditos hipotecarios que tuvieran los trabajadores en su historial, aunque se están revisando los últimos detalles sobre la procedencia jurídica de esos beneficios adicionales que demandó el sindicato.

Es de mencionar que cuando fue la extinción de LFC, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) descontó a los trabajadores de su liquidación los adeudos de préstamos personales que les hizo la empresa.

FOCOS
Saldo final. De un total de 44 mil 514 ex trabajadores de LFC, recibieron voluntariamente su liquidación 28 mil 733 personas en el periodo que abarcó del 14 de octubre de 2009 a 30 de agosto de 2010.

Nueva empresa. El SME firmó en octubre de 2015 un contrato con Generadora Fenix, filial de la empresa Mota-Engil que contempla 541 plazas; casi 16 mil esperan ser contratados.


El SME anunció en su página de Internet que esta semana inició el proceso de liquidación para los extrabajadores de LFC que tras la extinción de la paraestatal, el 11 de octubre de 2009, rechazaron el pago de las indemnizaciones bajo la promesa de que serían reinstalados en la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De acuerdo con Martín Esparza, secretario general del SME, este proceso de liquidación representaría el fin de las negociaciones con el gobierno federal y del conflicto laboral iniciado en 2009 después de la desaparición de la paraestatal.

El sindicato asegura que las indemnizaciones serán iguales a las que se otorgaron en la primera etapa de liquidación (14 de octubre al 14 de noviembre de 2009): prestaciones de la Ley Federal del Trabajo, Contrato Colectivo de Trabajo vigente a 2009 y bono adicional.

El bono que recibirán los extrabajadores será conforme a su antigüedad hasta antes de la extinción de LFC. Por ejemplo, los electricistas de más de 26 años de antigüedad recibirían una compensación de 80 por ciento adicional, que es la mayor proporción para una compensación, sin embargo, el sindicato busca que todos los trabajadores reciban un bono de 100 por ciento sin importar la antigüedad. Hace seis años el porcentaje máximo recibido fue de 80 por ciento.

VA PARA TODOS
El esquema de liquidaciones que se implementará el presente mes de marzo aplicará a todos los extrabajadores no liquidados que son casi 16 mil, esto sin importar que hayan participado o no en las actividades de “resistencia” del SME.

Aun así, los electricistas se sienten decepcionados porque pese a los beneficios adicionales que obtendrían, esperaban una plaza laboral en CFE o en cualquier otra empresa del sector eléctrico.

El extesorero del SME, Alejandro Muñoz, comentó que hay descontento entre los trabajadores porque “han aguantado seis años en una lucha para que ahora les digan que van a recibir lo mismo que recibimos los que sí nos liquidamos en 2009; a nosotros el gobierno nos ofreció cooperativas para operar talleres y ahora la gente de Martín Esparza va a caer en lo mismo que nosotros hace seis años”.

Dijo que los electricistas no liquidados también están inconformes porque la empresa Fenix que creó el SME junto con Mota-Engil sólo dará empleo a 541 personas cuando al menos 4 mil extrabajadores han manifestado su interés por participar en los nuevos proyectos.