Economía

Expertos advierten que negociarán el TLCAN en elección

Con la posibilidad que la negociación del Tratado de Libra Comercio de América del Norte no se acuerde previo a las elecciones nacionales, podría existir un impacto económico en México, aseguran expertos. 
Bloomberg
10 marzo 2017 0:33 Última actualización 10 marzo 2017 7:33
peña

peña

El calendario del presidente Donald Trump para negociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) corre el riesgo de inmiscuirse en un año electoral para México, que podría sentir el impacto económico de la incertidumbre, especialmente si el acuerdo comienza a desintegrarse.

El secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo el miércoles en una entrevista televisiva con Bloomberg, que las negociaciones comerciales probablemente comenzarán en el último tramo de 2017 y no durarán mucho más de un año, y precisó que es necesario que el Congreso de aquel país inicie un procedimiento conocido como ATP.

Al respecto, los analistas dicen que tal como se presentan, las negociaciones para actualizar o reformar el TLCAN, un acuerdo que también incluye a Canadá, serán más largas y complejas de lo indicado inicialmente por Trump, quien generalmente debe notificar al Congreso con un mínimo de 90 días de anticipación antes de renegociar un acuerdo comercial.

Trump dijo el mes pasado que le gustaría acelerar las discusiones.
Empujar la revisión a la temporada electoral mexicana puede agregar otro nivel de complejidad política y servir únicamente para aumentar los temores de que México pierda el acceso a su mayor mercado de exportación, los Estados Unidos.

‘INYECCIÓN DE INCERTIDUMBRE’

“No lo hará más fácil”, dijo John Weekes, el principal negociador canadiense del acuerdo original del TLCAN a principios de los años 90.

Si bien los mexicanos “no van a poder mostrar ninguna flexibilidad” antes de una votación, el plazo de Ross es, no obstante, alentador, agregó Weekes, que actualmente es asesor comercial en el bufete de abogados Bennett Jones LLP. “Demuestra que reconoce que el TLCAN es un acuerdo importante para los Estados Unidos, y vale la pena tomarse el tiempo”, dijo.

El negociador comercial actual de México, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, dijo el mes pasado que extender las conversaciones a principios de 2018 equivaldría a “inyectar irresponsablemente una incertidumbre tras otra” debido a las elecciones mexicanas, y la votación parlamentaria de mitad de mandato en noviembre de 2018.

En México, el partido gobernante del presidente Enrique Peña Nieto deberá enfrentar probablemente la presión del candidato populista opositor Andrés Manuel López Obrador, que ha superado a posibles rivales en los primeros sondeos.

Canadá ha pedido que se inicien pronto las conversaciones para aliviar la incertidumbre para los inversores, y el gobierno de México ya comenzó a discutir el acuerdo con empresas que dependen en gran medida del TLCAN.