Economía

BCE revisará su política monetaria en reunión de marzo, anuncia Draghi

El presidente del Banco Central Europeo refirió que ante los cambios constantes, perdería credibilidad si se revisara su postura de política monetaria en marzo.
Reuters
21 enero 2016 11:11 Última actualización 21 enero 2016 11:24
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. (Reuters/Archivo)

Bancos centrales

FRÁNCFORT.- Las turbulencias en los mercados financieros y la preocupación por China y otros mercados emergentes provocarán una revisión de la política monetaria del Banco Central Europeo en marzo, dijo el presidente del organismo, Mario Draghi, avivando la expectativa de nuevas medidas de estímulo para la zona euro.

El euro se depreció contra el dólar cuando Draghi - que emitió declaraciones tras la decisión del BCE de dejar sin cambios sus tasas de interés - dijo a periodistas que el banco preveía que los tipos "continuarán en los niveles actuales o más bajos durante un periodo prolongado de tiempo".

"Al empezar el nuevo año, los riesgos a la baja se han incrementado de nuevo, en medio de una incertidumbre reforzada sobre las perspectivas de crecimiento de las economías de los mercados emergentes, volatilidad en los mercados financieros y de materias primas y los riesgos geopolíticos", sostuvo.


"Por lo tanto será necesario revisar y posiblemente reconsiderar nuestra política monetaria en nuestra próxima reunión a principios de marzo", anunció, creando expectativas sobre más alivio cuantitativo del BCE antes de lo que esperaban muchos en el mercado.

Muchos analistas llevan pronosticando un recorte de otros 10 puntos básicos en la actual tasa de depósitos bancarios, a -0.30 por ciento, pero no hasta la reunión de junio.

En diciembre, el consejo de Gobierno del BCE recortó la tasa de depósitos, incrementó el costo de reservar dinero en el BCE para los bancos y amplió su programa de alivio cuantitativo de 1.5 billones de euros (1.6 billones de dólares) para comprar activos.

Al defender estas medidas, que no cumplieron con las expectativas de algunos inversores, Draghi dijo que eran "totalmente apropiadas y efectivas" ante el escenario de aquel momento, apuntando a que el precio del petróleo ha caído alrededor de un 40 por ciento desde entonces.

Los pronósticos del BCE de diciembre se basan en precios del petróleo a un promedio de 52.2 dólares el barril, pero el crudo Brent cotiza alrededor de 28 dólares el barril e incluso los futuros del 2022 están por debajo de 50 dólares, lo que indica que existe poca confianza en un rápido repunte.

"No nos rendiremos frente a estos factores globales", dijo, e indicó que el menor costo de la energía también serviría para impulsar el consumo de los hogares y las inversiones en la zona euro.

TURBULENCIAS EN MERCADOS

Aunque Draghi insistió en que la recuperación en la zona euro continuaba, reconoció que las perspectivas "permanecían bajistas", citando la fragilidad de la economía global y los riesgos geopolíticos.

El dilema para el banco es que los bajos precios de la energía ahora están impactando a otros bienes y servicios, arrastrando la inflación lejos del objetivo del BCE (cerca pero por debajo del 2 por ciento) y poniendo en peligro la credibilidad de esa meta.

"En base a los actuales precios del crudo (...) la senda prevista para la inflación anualizada HICP en el 2016 ahora es significativamente más baja en relación con el panorama de inicios de diciembre", indicó Draghi.

El retroceso del yuan provocaría un riesgo deflacionario en China y reduciría la efectividad de cualquier recorte de tasas de interés, limitando la capacidad de debilitar el euro.

La debilidad en China podría persuadir también a la Reserva Federal de Estados Unidos a ralentizar su ciclo de alzas de tasas de interés, lo que presionaría mucho al euro. Y pese a las turbulencias en los mercados financieros, Draghi expresó cierta confianza en la solidez del sistema bancario de la zona euro.

"Hasta ahora, hemos visto que (los bancos) son bastante resistentes", dijo. "No hemos visto el potencial de inestabilidad del estilo que detectamos en la época pre-crisis", manifestó.

: