Economía

En EU se 'relamen los bigotes' con liberalización de la gasolina en México

Compañías como Chevron, ExxonMobil y BP están interesadas en competir en territorio mexicano, por lo que desean abrir estaciones de servicio y hasta importar combustible.
Laura Blewitt y Amy Stillman | Bloomberg 
01 diciembre 2017 13:1 Última actualización 04 diciembre 2017 5:5
Petróleo hidrocarburos (Pixabay)

Petróleo hidrocarburos (Pixabay)

Desde grandes petroleras hasta operadores de gasoductos, varias empresas en Estados Unidos se están preparando para aprovechar la oportunidad de suplir al recién liberalizado mercado del combustible en México.

Después de años de preparación, México terminó de liberalizar los precios de la gasolina y el diésel en todo el país. Desde abril del año pasado, las compañías extranjeras pueden mover combustibles, pero ahora los costos a los consumidores estarán más estrechamente alineados con la dinámica del mercado abierto.

A medida que las especificaciones del combustible y los precios se alinean, las compañías estadounidenses están trabajando para que el transporte a México sea fluido.

En la frontera de Estados Unidos con México, camiones y trenes se desplazan hacia el sur desde las refinerías de Texas a las terminales de distribución de combustible al sur del Río Bravo.

Un número cada vez mayor de empresas extranjeras, incluida Koch Supply & Trading Mexico, o KMEX, planea invertir en terminales portuarias, instalaciones de almacenamiento de combustible y otra infraestructura logística para competir con Petróleos Mexicanos (Pemex), el principal proveedor y distribuidor de combustible en el país.

comprasalexterior4


El buque Corona II estaba listo para transportar la segunda importación mexicana de diésel de Koch a la terminal de Vopak en Veracruz, la primera terminal no perteneciente a Pemex que importa combustibles, explicó la compañía.

"La transparencia y los precios basados en el mercado asociados con la reforma regulatoria, que entra en vigencia hoy, están ayudando a KMEX a ejecutar sus planes de desarrollo comercial en el país", dijo el jueves Eduardo Andrade, un operador de destilados de Koch.

A mediados de noviembre, la Comisión Reguladora de Energía anunció el fin de los controles gubernamentales de precios del combustible en las regiones centrales y sureñas restantes, donde todavía se estaban aplicando los topes de precios.

Chevron, Exxon Mobil, Royal Dutch Shell y BP están entre las compañías internacionales que invierten en estaciones de servicio en México y ahora están buscando importar combustible.

Chevron planea importar combustible a México desde California, donde tiene dos refinerías, una vez que la infraestructura esté disponible, explicó José Parra, jefe de operaciones de combustible de la compañía en México.

La empresa planea abrir 350 estaciones de servicio en México en dos o tres años, mientras que Exxon Mobil inaugurará su primera estación de servicio en el país el 6 de diciembre, según un comunicado enviado por correo electrónico.

Kinder Morgan también agregó dos grados de gasolina en sus tuberías de California que cumplen con las especificaciones mexicanas.

"Hicimos cambios a nuestro manual de operaciones del Pacífico para incorporar las calificaciones de productos de México en previsión de la demanda futura de esos servicios", informó la vocera de Kinder Morgan, Melissa Ruiz, por correo electrónico.