Economía

Estados tendrán mayor presión financiera en 2017: Moody’s

Los recursos federales para las entidades se reducirán 3.1 por ciento, de acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, por lo que Moody's prevé una mayor reducción de la disponibilidad de efectivo de los estados.
Redacción
19 septiembre 2016 19:8 Última actualización 19 septiembre 2016 19:20
Moodys (Bloomberg)

Moodys (Bloomberg)

La calificadora Moody’s prevé mayor presión financiera para los estados mexicanos en 2017. El principal motivo es un menor ritmo de crecimiento en los recursos que otorgará la federación para el próximo año de acuerdo al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), informó la firma en un boletín de prensa.

Considerando tres tipos de transferencias -participaciones, aportaciones y otras transferencias por convenio-, los recursos federales para las entidades se reducirán 3.1 por ciento.

“Dada la alta dependencia que tienen los estados de las transferencias federales, así como también la implementación de nuevas regulaciones que limitarán la contratación de deuda, esperamos una mayor reducción de la disponibilidad de efectivo de los estados o una mayor acumulación de sus pasivos con proveedores”, refirió Moody’s.


Los recursos federales a los estados se reducirán principalmente por una baja de hasta 34 por ciento, por concepto de “otras transferencias por convenio”.

“Desde 2011, estas transferencias han crecido a una tasa de crecimiento compuesto anual (CAGR, por sus siglas en inglés) de 18 por ciento. Tradicionalmente, las otras transferencias han sido las más volátiles y, si se aprueba el proyecto de presupuesto, caerían 34 por ciento”, refirió.

El monto de las participaciones crecerá 5.3 por ciento, sin embargo, este crecimiento es el más bajo desde 2012. Las participaciones son transferencias de libre disposición, éstas equivalen al 35 por ciento de los ingresos totales de los estados.

Las aportaciones, que representan el 35 por ciento de los ingresos estatales, son transferencias etiquetadas para funciones básicas del gobierno como educación, salud, seguridad pública e infraestructura social. Este tipo de aportaciones incrementarán 1.9 por ciento frente al presupuesto aprobado en 2016, este crecimiento está por abajo del promedio histórico de 7 por ciento.

“En 2015, los estados mexicanos calificados por Moody’s reportaron resultados consolidados de entre -6.7 por ciento y 9.3 por ciento de ingresos totales; si el presupuesto es aprobado tal como fue presentado, esperaremos que ese indicador oscile entre -10 por ciento y 6 por ciento en 2017”, adelantó Moody’s.