Economía

Entidades reducen su participación en la recaudación de impuestos

La Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León son algunas de las entidades que en los últimos 15 años han disminuido más su contribución en la recaudación del Impuesto Sobre la Renta,
IVA e IEPS.
Dainzú Patiño
05 enero 2016 23:29 Última actualización 06 enero 2016 7:23
jalisco

Jalisco es uno de los estados que más ha disminuido su contribución a la recaudación. (Bloomberg)

En 15 años, 20 de las 32 entidades del país disminuyeron su contribución en la recaudación total de los Impuestos sobre la Renta (ISR), al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

La Ciudad de México, el Estado de México, Jalisco y Nuevo León, las entidades más grandes del país, destacaron por la disminución de su participación. En contraste, Veracruz, Michoacán y Tamaulipas aumentaron su aportación al total.

Frente a lo recaudado en el país, la capital mexicana pasó de 51.1 por ciento en el periodo enero-septiembre de 2000, a 49 por ciento en el mismo periodo de 2015.

En ese lapso la contribución de la entidad mexiquense pasó de 5.97 a 3.98 por ciento; en Jalisco de 4.41 por ciento a 2.98 por ciento; y en Nuevo León cayó de 9.18 por ciento a 8.66 por ciento.

FOCOS
*El movimiento. De empresas desde el DF
y el Edomex a otras entidades, influyó en la menor participación de éstos.

*La economía. Las fluctuaciones en
la actividad económica contribuyen
con el dinamismo de los impuestos.

*El cambio. Al alza o la baja en la recaudación también refleja la eficiencia de los procesos de fiscalización estatal.

El Producto Interno Bruto (PIB) de cada entidad es el factor primordial que juega a la baja o alza de la recaudación de impuestos en general, así que la creación de empresas, la actividad de éstas, el número de empleos y la compra de productos de consumo son elementos importantes para la recaudación de IVA, ISR e IEPS, dijo Kristobal Meléndez, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

También contribuye la eficiencia de cada administración en la recaudación de ingresos, pues la Federación da incentivos para la fiscalización, “mientras más ayuden a captar impuestos, más recursos reciben cuando la Federación redistribuye los ingresos generados”, explicó Mari Carmen Martínez Richa, analista de Moody’s.

Si bien el DF, Jalisco, Nuevo León y el Estado de México son entidades grandes económicamente y participan con más de la mitad de los impuestos del país, su descenso en la aportación total se relaciona con un menor dinamismo en cada una de estas economías, consideró.
“El estancamiento de las economías locales explica porqué los estados no están recaudando más IVA o más ISR”, añadió Martínez.

Agregó que luego de la crisis de 2009 los sectores económicos aún se siguen recuperando, lo cual también se refleja en que más de la mitad de las entidades haya reportado bajas de 2000 a 2015.

Otro factor que se relaciona con la baja en lo aportado por estos estados es el movimiento de empresas del DF o del Estado de México a otras entidades con mayor dinamismo.

Oaxaca, Puebla, Durango, Guerrero e Hidalgo son otras cinco entidades cuya proporción descendió, detallaron datos de Hacienda obtenidos a través de Transparencia.

LOS QUE MÁS CRECEN
La contribución de Veracruz fue la que más avanzó en estos últimos 15 años. Pasó de 2.88 por ciento a 6.93 por ciento, que implica 4 puntos porcentuales más.

“Veracruz es el que más avanzó, eso lo explica su PIB estatal que genera impuestos por las empresas y los empleos que éstas crean y tiene índices altos de producción”, explicó Meléndez, del CIEP.

Al estado veracruzano le siguió Michoacán, pues su contribución creció de 0.69 a 1.82 por ciento y Tamaulipas pasó de 6.89 por ciento a 7.61 por ciento de 2000 a 2015.

En Sonora subió de 0.87 por ciento a 1.28 por ciento en ese periodo; en Sinaloa de 0.66 por ciento a 1.34 por ciento y en Tabasco de 0.31 por ciento a 0.55 por ciento.

Muchos de los estados que avanzaron en su aportación lo hicieron por el cambio de políticas orientadas a que los estados se hagan cargo de algunos ingresos. Es decir, que existe una reclasificación en las actividades que antes eran federales y ahora son locales.
“Entonces se verá un incremento en la aportación de los estados en la recaudación nacional”, explicó el investigador del CIEP.

La analista de Moody’s anotó que la recaudación del IVA se relaciona más con la compra de productos de consumo y con la contratación de servicios y que se cobra directamente al consumidor final.

El IEPS se relaciona en específico con la compra de gasolinas y con la adquisición de productos como bebidas alcohólicas y azucaradas, cigarros y alimentos con alto contenido calórico.

En tanto, el ISR depende en mucho de la instalación de empresas y la generación de empleos; éste último necesita un esfuerzo en los procesos de fiscalización de las administraciones locales.

eco_pag_4_web_5ene_01