Economía

Estados, poco cubiertos contra desastres

Ante desastres naturales como terremotos e inundaciones, son pocos los estados del país que contratan una póliza para proteger su infraestructura, y cuando la adquieren lo hacen con límites muy bajos, indicó la AMIS.
Yuridia Torres
20 septiembre 2015 22:16 Última actualización 21 septiembre 2015 5:5
Odile

Los estados que llegan a contratar pólizas contra desastres naturales lo hacen con límites muy bajos, señaló la AMIS. (Cuartoscuro)

Actualmente son pocos los estados que tienen contratado un seguro que proteja su infraestructura contra desastres naturales, afirmó Luis Alvarez Marcén.

El director de daños de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) detalló que muchas veces los estados que si tienen una cobertura contra daños, contratan límites muy bajos, lo cual se les permite acceder a recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

¨Las reglas del Fonden señalan que si tienen una póliza de seguros, se les apoyará con un porcentaje de los daños, pero si no tienen contratado un seguro ellos tienen que correr con las pérdidas¨, explicó Alvarez.

FOCOS
-Veracruz fue la primera entidad en acceder a los recursos del Fonden, por las lluvias severas registradas en marzo.

-Para que un estado tenga acceso a estos recursos debe tener un seguro contra riesgos catastróficos.

-Las entidades con el mayor número de primas contra riesgos catastróficos por habitante son el DF, Querétaro y Q. Roo.



Durante el tercer simulacro contra terremoto a 30 años de que se registrara el sismo más fuerte ocurrido en el país, el directivo de la AMIS destacó la importancia de contar con una protección que cubra los daños que presenten los inmuebles y resaltó que en México el nivel de aseguramiento continúa bajo.

“Alrededor de 10 por ciento de los estados deben estar asegurados, el resto no compra un seguro para eventos naturales (…) sabemos que Oaxaca se acaba de asegurar en un esfuerzo que se hizo con varios corredores de seguros y que se han emitido pólizas para los estados de Veracruz, Puebla, Guerrero y Tlaxcala”, explicó.

Detalló que se está promoviendo que se realicen atlas de riesgos en los estados, el tema es ver qué tan completos se realizarán y qué tan relacionados estarán con las vulnerabilidad a la que están expuestos.
“Sabemos que hay zonas vulnerables de sismos, de inundaciones cercanas a ríos, muchos de los atlas ya recogen ese tipo de información”, dijo.

SECTOR SOLVENTE
Hoy en día las aseguradoras cuentan con la solvencia suficiente para enfrentar y pagar un siniestro como el terremoto de 1985.
Se estima que el sector tiene alrededor de 70 mil millones de pesos en reservas para responder ante un sismo. “En cuestión de 30 segundos puedes perder todo tu patrimonio y es algo para lo que la población sí no está preparada”, enfatizó.

La colocación de seguros para protegerse de los daños económicos que provocan los terremotos, huracanes, inundaciones y demás riesgos catastróficos en el país, aumentó durante el primer semestre del año, lo que indica que a pesar del bajo nivel de aseguramiento que existe en México, más mexicanos se encuentran resguardados financieramente contra un desastre natural.