Economía

Diabetes y obesidad cuestan más a Edomex, Tabasco y Oaxaca

El sistema elaborado por el IMCO con apoyo de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud reveló que el Estado de México, Tabasco y Oaxaca son los que tienen el mayor índice de costos para los hogares y la economía relacionados con la diabetes, la obesidad.
Edgar Siglerr
25 agosto 2015 15:41 Última actualización 25 agosto 2015 20:7
   [La gran mayoría de personas en el mundo sufre diabetes tipo 2, dijeron los médicos./Reuters]  

El Estado de México es la entidad que tuvo los peores indicadores en cuanto a atención a la diabetes. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Tabasco, Estado de México y Oaxaca son los estados que tienen el mayor índice de costos para los hogares y la economía relacionados con la diabetes, la obesidad y la hipertensión, lo que se traduce en un fuerte impacto para las familias y la economía de cada entidad, en una enfermedad que cuesta al país más de 98 mil millones de pesos al año, de acuerdo con el Sistema de Indicadores para Monitorear los Avances de la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes (ENPCSOD).

El sistema elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) con apoyo del Aspen Institute México y de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, ubicó a Tabasco como la entidad que se encuentra al final del subíndice denominado “Costos para los hogares y la economía”, el cual mide tres indicadores: las pérdidas por productividad que sufrió la entidad por mortalidad, ausentismo laboral, además del porcentaje que las familias destinan al tratamiento de esta enfermedad de su gasto total en salud.

El Estado de México se ubicó como el segundo con mayores costos asociados a la diabetes, donde las familias destinan el 11 por ciento de su gasto en salud en la atención de la diabetes, y se colocó segundo con la mayor pérdida por ausentismo laboral, según datos de una serie de 70 indicadores del mencionado Sistema.



Quintana Roo es la entidad mejor calificada en el componente de Costos para los Hogares y la Economía, principalmente porque fue el tercer estado con menor gasto de bolsillo para el control de peso, diabetes e hipertensión (6 por ciento del gasto anual en salud) y fue el quinto con menores pérdidas de productividad por ausentismo laboral (0.87 pesos por cada mil pesos de PIB)”, contrasta el reporte de resultados de los indicadores.

Oaxaca se colocó tercer sitio en este subíndice debido a que en el indicador sobre el gasto de bolsillo y en el de pérdidas por mortalidad prematura se ubicó en el lugar 29 de los 32 estados.

BAJA CALIFORNIA SUR, CON MÁS OBESOS
El 34 por ciento de los habitantes del estado peninsular sufre de obesidad, el mayor porcentaje entre los 32 estados de la república, seguido por Yucatán o Campeche; aunque ninguno se colocó entre las entidades con más pacientes con diagnóstico de diabetes, donde el primer lugar lo tiene el Distrito Federal.

El IMCO apuntó que estos datos pueden tener un sesgo debido a que algunos estados con menores prevalencias de obesidad o de pacientes con diagnóstico de diabetes muestran indicadores similares de sobrepeso a la media nacional, lo que se puede deber a la falta de infraestructura para su diagnóstico, o a que estas entidades sufren de carencias alimentarias, además de una mayor prevalencia de enfermedades infecciosas.

“Chiapas registró las menores prevalencias de obesidad (16 por ciento de la población) y diabetes diagnosticada (4 por ciento de la población –reconociendo el posible sesgo en esta medición)”, reveló el reporte.
Asimismo, Chiapas fue el tercer estado con menor prevalencia de hipertensión diagnosticada (12 por ciento de la población) y el cuarto con menor registro de muertes por enfermedades hipertensivas (12 por cada 100 mil habitantes).

A pesar de estos resultados, Chiapas tiene niveles de sobrepeso muy parecidos al promedio de la muestra (29 por ciento de la población).
No obstante, este resultado debe leerse con cuidado ya que en esa entidad existe un mayor rezago en la detección de las enfermedades como diabetes e hipertensión que en el resto de los entidades (26 por ciento en el estado contra 36 por ciento promedio estatal)”, explicó el IMCO.