Economía

Crecimiento en los países de la OCDE se desacelera 

El crecimiento del Producto Interno Bruto en los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos en el primer trimestre de 2016 fue de 0.4%, según cifras del organismo. 
Thamara Hernández
07 julio 2016 11:22 Última actualización 07 julio 2016 11:58
dólar

(Especial)

En el primer trimestre del año el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en los países pertenecientes a la OCDE se mantuvo sin cambio en 0.4 por ciento comparado con el trimestre inmediato anterior.

El dato anterior refleja la estabilidad en el crecimiento del consumo privado y gubernamental, con contribuciones de 0.3 y 0.1 puntos porcentuales, respectivamente; mientras que la participación de la inversión y exportaciones netas fue insignificante, informó la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).  

Al comparar el crecimiento del PIB con el mismo trimestre de 2015 se observa una desaceleración respecto al 0.5 por ciento de ese periodo y un cambio en la contribución de las inversiones y también en el cambio en inventarios.

Entre los siete países más grandes de la OCDE hubo comportamientos diversos.

En Japón el PIB rebotó a 0.5 por ciento desde una contracción de 0.4 por ciento en el trimestre previo, debido al consumo privado. En Canadá el PIB aceleró su repunte a 0.6 por ciento desde 0.1 por ciento por una fuerte recuperación en la inversión y en el mercado de capitales. En Alemania el PIB creció 0.7 por ciento desde 0.3 por ciento como resultado de una menor contribución negativa en la balanza comercial.

En Francia el PIB se aceleró a 0.6 por ciento desde 0.4 por ciento por mayor contribución en el consumo privado. En Italia hubo una mejora marginal a 0.3 desde 0.2 por ciento y en Estados Unidos se mantuvo estable en 0.3 por ciento en donde la contribución del consumo privado se desaceleró contrarrestada por un marginal repunte en la contribución de la inversión. Las contribuciones del gobierno y de las exportaciones netas permanecieron insignificantes.

Por su parte, el Reino Unido aminoró la expansión del PIB a 0.4 desde 0.7 por ciento con un deterioro en su balanza comercial y la menor contribución del mercado de capitales.

: