Economía

‘Esconden’ las calorías en el etiquetado de alimentos

Antes de comerte esas donitas o de beber el refresco es preciso que leas el etiquetado de los productos, ya que no contienen información crucial sobre calorías y que son catalogados como erróneos por diversas organizaciones en defensa de la salud alimentaria.
Valente Villamil
16 agosto 2016 22:39 Última actualización 17 agosto 2016 8:5
Donas. (www.pinterest.com)

Un paquete de cuatro donitas empacadas tienen 27% de azúcares.(Bloomberg)

¿Alguna vez has leído detenidamente la etiqueta de lo que ingieres?

Un refresco de medio litro y unas donitas azucaradas son más que suficientes para satisfacer tu necesidad diaria de azúcares, y eso si no comieras o bebieras otra cosa más.

Un refresco de cola de 355 mililitros contiene 149 kilocalorías (kcal) que satisfacen 41 por ciento del consumo de azucares recomendado diario, mientras que un paquete de cuatro donitas empacadas tienen 27 por ciento, según la norma actual de etiquetado.

ingesta calórica

Lo mismo ocurre con las bebidas asociadas a estilos de vida más naturales, como el caso del té helado y las limonadas industriales.

Una botella de té helado de 600 mililitros tiene 192 kcal, que equivalen a 53 por ciento de tu necesidad diaria de azúcares; mientras que una bebida que en apariencia es una limonada tiene 228 kcal y 63 por ciento de los azúcares diarios recomendados.

Sin embargo, detrás de este etiquetado se encuentra un sistema que deja fuera información crucial y que incluso es catalogado como erróneo por diversas organizaciones en defensa de la salud alimentaria, como el Poder del Consumidor, que dirige Alejandro Calvillo.

El mayor problema, señaló el especialista, es que la forma en que se presenta el etiquetado actual no hace fácil al consumidor saber cuánta azúcar está consumiendo, además de que no siguen la misma metodología adoptada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para especificar el consumo recomendable de azúcares añadidas.

“La (OMS) recomienda que no se consuman más de 200 kcal de azúcares añadidos al día para un adulto, que es el 10 por ciento de las 2 mil kcal (totales) que se recomiendan para un adulto”, dijo Calvillo.

Es decir, que lo recomendable es no ingerir más de 50 gramos de azúcares, que equivalen a 12 cucharadas cafeteras.

El problema radica en que si se toma en cuenta la recomendación de la OMS la cantidad de azúcares añadidos sugerida es mayor en los alimentos que la que muestra el etiquetado en México, que es mucho más laxo.

Todas las notas ECONOMÍA
El chile habanero tendrá su denominación de origen para evitar las copias chinas
Ellos son los que han sumado más de 5 mdd en donaciones tras sismo
Empleados afectados por el sismo obtendrán créditos hipotecarios
Cuarto de Junto, presente en tercera ronda de negociación del TLCAN
EU se vuelve a mostrar hermético en reglas de origen de TLCAN
Metanfetamina, cocaína y petróleo: el auge de la droga en la región del esquisto de Texas
Caja Popular Mexicana se une a la iniciativa de cero comisión en cajeros
Producción de petrolíferos se recupera ligeramente en agosto
Pérdidas aseguradas sumarían hasta 2 mil mdd por sismo en México
#QuieroAyudar Donaciones bancarias, por internet y hasta en 'la tiendita'
STPS recibe 477 quejas de empleados obligados a laborar en inmuebles dañados
Hay vida después del TLCAN: Videgaray
Operan edificios del centro financiero de CDMX hasta en un 30%
Remeros de Xochimilco piden a turistas visitar las chinampas tras sismo
Aseguradoras apoyan a clientes tras sismos
EU dice que negociación del TLCAN enfrentará presiones en 2018
S&P reduce calificación crediticia de Hong Kong
5 razones por las que a China no le afecta que S&P bajara su calificación
En el Bajío aumenta 28.6% venta de mayoristas en julio
Querétaro explora nichos de inversión con Arkansas
Inflación desacelera en la primera quincena de septiembre
Es improbable que Canadá abandone negociaciones TLCAN, señalan expertos
Coahuila, sin ‘foco rojo’ de deuda
Sismos ‘noquean’ a energía eólica
Menos de 10% de las casas tienen seguro contra sismos