Economía

Es temporal estabilidad financiera: Banxico

La economía china y los precios del petróleo son factores que para el Banco de México, pueden volver a generar volatilidad, por lo que no estima que la actual estabilidad financiera se mantenga por un tiempo prolongado.
Clara Zepeda
21 marzo 2016 23:45 Última actualización 22 marzo 2016 5:5
banxico

Analistas prevén que Banxico sincronice su política de tasas con la Reserva Federal de Estados Unidos cercano al segundo semestre del año. (Bloomberg)

El Banco de México (Banxico) no espera que las condiciones favorables, en términos de volatilidad de la coyuntura actual, se mantengan por un tiempo prolongado, en especial ante la variedad de riesgos en el ámbito externo.

El banco central dejó en claro que temas como la incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento de la economía china; la descompresión desordenada de primas por plazo ante la normalización monetaria en Estados Unidos y posibles caídas del precio del petróleo ante el desbalance estructural entre su oferta y demanda, constituyen factores de riesgo que pueden incrementar nuevamente la volatilidad.

Así, tras dejar sin cambio el pasado viernes el costo del crédito, analistas económicos prevén que la autoridad monetaria nacional sincronice su política de tasas con la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cercano al segundo semestre del año.

El banco central mantuvo el viernes en 3.75 por ciento su tasa de referencia, decisión que esperaba el mercado, luego de que en febrero elevó sorpresivamente en 50 puntos base para frenar la depreciación del peso mexicano, aunque esta vez indicó que se mantendrá atento al desempeño de la moneda y su posible efecto en la inflación.




Iván Martínez, analista económico de BBVA, sugirió que la sincronización de la política monetaria con la de la Fed es el escenario más probable ante la perspectiva de mantener el spread actual con la tasa de fondos federales para así reducir riesgos en cuanto a posibles movimientos abruptos del tipo de cambio.

“En particular se espera que el próximo movimiento de la tasa de fondeo tenga lugar hacia el segundo semestre del año”, indicó.

Por su parte, Rafael Camarena, analista económico de Santander, sostuvo que será el próximo 15 de junio cuando la Reserva Federal eleve la tasa de interés en 25 puntos base y posteriormente el 30 de junio, el Banco de México también actúe en el mismo sentido. “Estimamos un alza adicional en diciembre de este año, tanto de la Fed como de Banxico”.

Si bien las preocupaciones de una recesión a nivel global se han reducido, los precios del petróleo han repuntado alrededor de 30 por ciento y los efectos de las medidas económicas adoptadas por las autoridades financieras podrían llevar al tipo de cambio a cotizar alrededor de los 17 pesos por dólar spot.

Para Rubén Dominguez, analista de GACS, “el tipo de cambio habría entrado en una época de estabilidad relativa de corto plazo anticipando un periodo de corrección ante las nuevas políticas de estímulo en Europa y China. Tendremos un reacomodo de los capitales internacionales buscando seguridad y estabilidad que seguramente volverán a afectar el valor de nuestra moneda aunque las condiciones macroeconómicas sigan siendo estables dentro de nuestro país”.
A su vez el banco central conminó a permanecer vigilantes sobre los fundamentos macroeconómicos del país.

“Preservarlos fuertes contribuye a incrementar la confianza en México y a distinguirlo de otros países emergentes, de tal forma que el componente de riesgo soberano en las tasas de interés permanezca bajo control”, indicó en su comunicado.

Desde 2015, el sentimiento de incertidumbre en los mercados internacionales ha llevado a la moneda mexicana a una depreciación superior a 25%.