Economía

¿En qué consisten
las coberturas
cambiarias de Banxico?

Este mecanismo, anunciado por el Banco de México, se trata de un contrato firmado entre este y otra institución financiera para asegurar un tipo de cambio. Aquí te decimos cómo funcionan.
Abraham González
21 febrero 2017 16:57 Última actualización 06 marzo 2017 10:40
coberturas cambiarias del Banxico

El Banco de México implementará un programa de coberturas cambiarias por 20 mil millones de dólares. (Bloomberg)

Las coberturas cambiarias, de forma general, son un tipo de instrumento derivado que se puede utilizar con diferentes fines, aunque el más común, es protegerse contra la volatilidad de una moneda. En el caso de las coberturas anunciadas por el Banco de México, por supuesto, se trata del peso.

El instrumento consiste en un contrato que firmará por una parte el Banco de México y por otra alguna institución financiera. Dicho contrato tendrá tres componentes principales: el plazo, el monto y un valor determinado para el tipo de cambio del peso frente al dólar.

De esta forma, las instituciones financieras que busquen asegurar un tipo de cambio para un plazo menor a 12 meses podrán contratar una de estas coberturas.

Aunque no se conocen todos los detalles, el mecanismo de asignación de estas coberturas será a través de una subasta, por lo que el procedimiento será de la siguiente manera:

-El Banco de México hará una convocatoria y en ella dará conocer las características de los instrumentos a subastar. Por ejemplo, la primera, se llevará a cabo el 6 de marzo por un monto de hasta mil millones de dólares.

-El día de la subasta, los grupos financieros presentarán sus posturas sobre el tipo de cambio que quieren cubrir. Por la dinámica de este tipo de instrumentos, el precio a cubrir siempre es mayor al spot. Por ejemplo, si hoy fuera la subasta y el tipo de cambio se ubica en 20.20 pesos por dólar, puede ser que un grupo financiero ofrezca 20.50 pesos por cada dólar (dependerá del plazo, principalmente).

-Banxico asignará cobertura a la mayor postura por un monto determinado, pactado en dólares. Por ejemplo, el banco central podría asignar un tramo de 200 millones a la postura más alta, 300 y 500 millones a las siguientes dos más altas.

-Terminado el plazo de la cobertura, la cual será en todos los casos menor a 12 meses, según señaló Banxico, el banco central y la institución financiera tomarán en cuenta la diferencia entre el tipo de cambio fix de ese día y el precio al cual fue pactada la cobertura.

Por ejemplo, si la cobertura se pactó en 20.50 y el tipo de cambio en ese día es 21, el Banco de México dará 50 centavos de peso al grupo financiero por cada dólar pactado. Si el monto de la cobertura fue por 200 millones de dólares, entonces la institución bancaria recibirá 100 millones de pesos y comprará en el mercado los dólares a 21.

Por el contrario, si el tipo de cambio al vencimiento es de 20 pesos, entonces la institución pagará a Banxico esa diferencia y comprará sus dólares en el mercado.

Aunque podría pensarse que la institución bancaria que contrató la cobertura perdería en este último caso, financieramente no es correcto, pues lo que hizo fue asegurar un tipo de cambio y dio certeza de cuánto tendría que erogar.

Este último paso es clave para aquellas empresas o bancos cuya deuda está en dólares, pues la cobertura, aunque podría representar un costo, permite una mejor planeación y certidumbre sobre los flujos de la compañía.

De acuerdo con especialistas, la clave de este mecanismo es que la entrega de las diferencias se hace en pesos y con ello evita el uso de las Reservas Internacionales, las cuales fueron utilizadas en los dos años anteriores para evitar una depreciación desordenada de la moneda.