Economía

En las islas Malvinas la exploración petrolera no ha muerto

Los exploradores se están beneficiando con una caída del costo de contratación de plataformas y de empleo de contratistas
Bloomberg
06 febrero 2015 14:54 Última actualización 08 febrero 2015 5:0
Módulo especial petróleo

Módulo especial petróleo

El inicio de una campaña de perforación de seis pozos en los mares tormentosos y remotos cercanos a las Islas Malvinas demuestra que el derrumbe en los precios del crudo no ha puesto fin a la búsqueda de nuevos yacimientos.

De hecho, los exploradores se están beneficiando con una caída del costo de contratación de plataformas y de empleo de contratistas.

“Todo funciona a nuestro favor ya que aprovechamos los costos de servicio más bajos”, dijo Tim Bushell, máximo responsable ejecutivo de Falkland Oil Gas, explorador cotizado en Londres con un valor de mercado de 200 millones de dólares y participaciones en varias prospecciones frente a las islas del Atlántico Sur.

Falkland Oil integra un grupo de exploradores que contrató la plataforma Eirik Raude para pasar varios meses realizando prospecciones en la región. Desde que el petróleo inició su caída desde más de 100 dólares el barril en julio pasado, el costo de emplear plataformas de exploración en aguas profundas cayó un tercio. Esto brinda la oportunidad de buscar yacimientos que no producirán petróleo en los próximos años, para cuando los precios probablemente habrán rebotado.

Si bien las compañías petroleras, grandes y pequeñas, recortan miles de millones a sus presupuestos de inversión, algunos proyectos de exploración sobreviven. Royal Dutch Shell, la compañía petrolera más grande de Europa, perforará este año las aguas del Ártico cerca de Alaska pese a reducir 15 mil millones de dólares en gasto de capital en un lapso de tres años.

En las Malvinas, el mes próximo comienza la perforación en el pozo Zebedee para realizar pruebas en el extremo sur del descubrimiento de Seal Lion en el norte de las islas, seguida por el pozo Isobel Deep, dijo Falkland Oil.

Las Malvinas, un territorio autónomo del Reino Unido a unas 300 millas (482 kilómetros) de Argentina, podrían llegar a contener más de mil millones de barriles de petróleo y gas, según los exploradores. Argentina, que reclama las islas, ha condenado la exploración petrolera en la región.

SEA LION, PRIMER YACIMIENTO DE LA ZONA

Hallar más petróleo cerca de las islas aumentará el atractivo económico de desarrollar Sea Lion, el primer yacimiento de la zona. Sea Lion, donde Premier Oil, con sede en Londres, es el principal accionista, contiene al menos 400 millones de barriles, lo suficiente como para abastecer a Australia durante un año.

“En comparación con cuencas más maduras, existe todavía la posibilidad de realizar descubrimientos importantes”, dijo en un correo electrónico Nathan Piper, analista de RBC Capital Markets. “Además, considerando que la inversión importante en desarrollos se postergará varios años, se beneficiarían con la caída actual en los costos de servicios/equipos”.

Premier dijo el mes pasado que los precios más bajos le darían la posibilidad de renegociar los contratos con los proveedores.

“En vista del entorno de precios bajos del petróleo, están en marcha negociaciones con una serie de contratistas clave y por ende las estimaciones de los gastos en desarrollo están sujetas a una mayor revisión”, dijo.

De todos modos, el primer petróleo del proyecto Sea Lion se espera en 2019 y el proyecto es sólido aun con el petróleo a 50 dólares, dijo un ejecutivo de Rockhopper Exploration Plc, socio en el proyecto.

“Estamos entusiasmados con esta campaña de exploración. Tenemos la posibilidad de duplicar nuestros recursos”, dijo por teléfono Stewart MacDonald, máximo responsable financiero de Rockhopper. “Estamos en una posición fantástica para cerrar en costos muy atractivos para Sea Lion”.