Economía

En Japón, gasto de familias reporta su primer alza en un año

El gasto de las familias japonesas creció 4.8 por ciento en mayo de este año respecto al año anterior, su primer aumento anual en más de doce meses, reflejo de que los consumidores finalmente están abriendo sus billeteras después de la afectación causada por el aumento al impuesto a las ventas en 2104.
Reuters
25 junio 2015 20:55 Última actualización 25 junio 2015 20:55
Familia japonesa

El gasto de las familias japonesas creció 4.8 por ciento en mayo de este año. (Bloomberg)

TOKIO.- El gasto de las familias de Japón creció más que lo esperado en mayo, en su primer aumento anual en más de doce meses, mostraron datos del gobierno, en una señal de que los consumidores finalmente están acelerando sus compras después del alza del impuesto a las ventas del año pasado.

El gasto de las familias aumentó un 4.8 por ciento en mayo respecto al año previo, por sobre la estimación media del mercado de un avance de un 3.4 por ciento, mostraron datos del Ministerio de Asuntos Internos.

La cifra representa su primera alza desde marzo del año pasado, una señal de que los consumidores finalmente están comenzando a abrir sus billeteras después de que el aumento del impuesto a las ventas el año pasado golpeó al gasto.





Los precios subyacentes al consumidor, sin embargo, subieron apenas un 0.1 por ciento interanual en mayo, destacando lo lejos que está el banco central de alcanzar su meta de un aumento de los precios de un 2 por ciento y manteniendo vivas las expectativas de que se apliquen más medidas de estímulo más adelante este año.

"El panorama general sigue siendo que aún hay una capacidad ociosa sustancial en la economía que está presionando a los precios", dijo en una nota a clientes Marcel Thieliant, economista en Japón de Capital Economics.

La desaceleración de la inflación subyacente al consumidor, frente al 0.3 por ciento de abril, no debería ser una sorpresa para el Banco de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés), ya que había previsto que el aumento de los precios se congelara durante la mayor parte de este año debido al efecto de la caída de los precios del petróleo el año pasado.

Analistas consultados habían proyectado que se mantuviera sin cambios frente al mismo periodo del año pasado.

Con la inflación aún lejos de su ambiciosa meta de un 2 por ciento, sin embargo, el banco central seguirá bajo presión para ampliar un ya enorme programa de estímulo, dicen analistas.

La economía de Japón salió de una recesión del año pasado y se expandió a una tasa anualizada de un 3.9 por ciento en los primeros tres meses de este año, debido a que las compañías aumentaron su gasto.